Portugal abre una investigación judicial al déficit encubierto de Madeira

El Procurador General de la República anunció que la tarea será realizada por el Departamento Central de Investigación y Acción Penal de la Fiscalía.


La Fiscalía General de Portugal decidió hoy abrir una investigación judicial sobre el déficit encubierto de mil millones de euros detectado en las cuentas de la región autónoma de Madeira, que ha puesto en peligro los planes económicos lusos.

El Procurador (Fiscal) General de la República, Fernando Pinto Monteiro, anunció en declaraciones a los periodistas que la tarea será realizada por el Departamento Central de Investigación y Acción Penal (DCIAP) de la Fiscalía, un cuerpo que persigue los delitos más graves y violentos.

Monteiro tomó esta decisión tras reunirse con el Tribunal de Cuentas de Portugal y a raíz de las revelaciones hechas la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística y el Banco de Portugal.

Ambos organismos fueron los que descubrieron compromisos financieros del archipiélago no comunicados oficialmente y equivalentes a más del 0,53 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Portugal.

Alberto Joao Jardim, presidente del Gobierno de Madeira, una de las dos regiones autónomas, junto al archipiélago de las Azores, que tiene Portugal, declaró de inmediato a la prensa que no teme esta investigación porque no ha cometido «ningún fraude».

Jardim, de 68 años y jefe del Gobierno de las islas desde 1978, criticó a quienes «atacan a Madeira» e insistió en sus argumentos de que el desvío en las cuentas del archipiélago se debe a la aplicación de las normativas contables.

El líder madeirense se presenta de nuevo a la reelección en los comicios regionales del próximo 9 de octubre por el Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha) que ganó las elecciones generales anticipadas de junio y gobierna también Portugal.

Los dos líderes principales del partido en el poder, el jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, y el primer ministro, Pedro Passos Coelho, han criticado con dureza el déficit encubierto en las finanzas públicas de Madeira, que ha puesto en riesgo los planes de reducir el déficit fiscal del país.

Pero Jardim ha subrayado que el PSD del archipiélago no sigue los dictados de Lisboa y que su Gobierno solo depende del voto del pueblo de Madeira.

Cavaco Silva, reconoció el martes que las deudas ocultas de esa región pueden «afectar la credibilidad» internacional de Portugal, inmerso en un estricto programa de ajuste económico suscrito en mayo para recibir un rescate internacional de 78.000 millones de euros.

«Es necesario que se tomen medidas para que situaciones semejantes no se vuelvan a repetir», manifestó el presidente luso.

Passos Coelho también lamentó anoche el desvío financiero detectado en Madeira, que consideró grave e irregular, y se mostró preocupado por el impacto que puede tener tanto en las finanzas nacionales lusas como en la imagen de su país en el exterior.

Este «agujero» en las cuentas públicas madeirenses «nos aproxima a Grecia -dijo el gobernante- en un momento en que queremos distinguirnos de Grecia».

Los datos oficiales revelados el pasado viernes apuntan a que las irregularidades contables de Madeira obligarán a revisar el déficit luso de los últimos tres años, con un impacto pequeño, de doscientos millones de euros en total, en los ejercicios de 2008 y 2009, pero considerable en el de 2010, con casi mil millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Portugal abre una investigación judicial al déficit encubierto de Madeira