El objetivo de 700 millones para NCG no incluye inversores gallegos

JC Flowers está fuera del grupo de fondos comprometidos con el banco


Redacción / LA VOZ

Los cinco fondos de inversión norteamericanos que ya han suscrito compromisos para entrar en el capital de NCG Banco cubrirán la horquilla de entre 500 y 700 millones de euros de la que habló el miércoles el presidente de la entidad, José María Castellano, con los sindicatos. En este paquete inicial no hay inversores gallegos.

Los directivos de Novacaixagalicia apuran estos días las conversaciones con un grupo de empresarios ligados a la comunidad autónoma, residentes en Galicia y en Latinoamérica. Se espera que en total puedan aportar una cantidad mínima de 300 millones de euros, lo que elevaría por encima de los 1.000 millones el capital privado con el que contaría el nuevo banco.

Aunque los compromisos se cierren antes de final de mes, inicialmente será el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) quien aporte en su integridad los 2.465 millones que le hacen falta a NCG para cumplir las exigencias de solvencia. El 30 de septiembre, quienes hayan suscrito compromisos podrán firmar opciones de compra sobre las acciones del FROB, para adquirirlas antes del 31 de diciembre al mismo precio por el que entrará el capital público.

Los máximos ejecutivos del banco siguen reuniéndose con inversores. Uno de esos contactos se hizo público esta semana, con la fugaz visita a Vigo del propietario de JC Flowers. Este fondo estadounidense se había interesado por la caja gallega al inicio del proceso de bancarización (en el verano). Pero entonces no se llegó a ningún acuerdo. El nuevo consejero delegado, César González-Bueno, retomó el jueves las conversaciones para convencer a Christopher Flowers.

Otros fondos interesados en la caja, según fuentes del sector, podrían ser los norteamericanos Paulson, Cerberus, Blackstone, Fidelity, Amber o Capital World Investors. Los contactos pueden haberse extendido a los principales bancos de inversión de Estados Unidos, entre los que figuran Citigroup, Goldman Sachs, Morgan Stanley o Merrill Lynch.

La próxima semana, José María Castellano viajará a México, donde coincidirá con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para explicar el proyecto de NCG a destacados inversores con raíces gallegas, como los hermanos Vázquez Raña, Mario y Olegario, propietarios de sendos imperios de comunicación y relacionados con el turismo o la salud; la familia Azcárraga (Televisa), o los Salinas, propietarios de un grupo con negocios en la banca, la telefonía o la televisión.

El EPA, una posibilidad

Los inversores están también pendientes de que el Banco de España acceda a aprobar un esquema de protección de activos (EPA) para la caja gallega. El pasado junio, el gobernador del Banco de España se negó a esta posibilidad, que supondría que el Estado asumiría las pérdidas de las cajas en caso de que pasen a manos de inversores privados. Pero Miguel Ángel Fernández Ordóñez dejó una puerta abierta a este tipo de actuación para cuando el FROB tenga que salir de las cajas en las que haya participado y hacer una subasta competitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El objetivo de 700 millones para NCG no incluye inversores gallegos