La planta de Vigo pierde cuatro millones por cada día de parada


Un minuto de parada en la fábrica de PSA Peugeot Citroën de Vigo equivale a 3.000 euros perdidos. Si la inactividad se prolonga durante todo el día, la suma asciende a 4 millones de euros. Estas cifras están en la cabeza de todos los proveedores causantes de alguna incidencia en la producción, porque la multinacional les obliga a sumir el coste, y en esa tesitura está ahora Agrati, como antes lo han estado otros. Por ejemplo: el problema de suministro generado por Hitachi tras el terremoto de Japón en todo el grupo PSA (10 plantas europeas están afectadas) es el más grave de los registrados en la factoría gallega, al menos de los que han trascendido. Pero la fragilidad de la cadena ha quedado patente en bastantes ocasiones. Solo en los que va de año, la actividad de la planta de Balaídos se ha visto alterada por el fallo del proveedor alemán TRW, la huelga de Trèves, la revuelta en Túnez, que obligó a utilizar el costoso transporte aéreo (los gigantes aviones Antonov) para el envío de componentes, y la paralización de Hitachi. El tipo de incidentes que pueden bloquear la producción es tan variado como imprevisible: un litigio entre proveedores (DDM y Faurecia Ourense, el año pasado) o incendios como los sufridos por Copo, en Mos y o Incalplás en Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La planta de Vigo pierde cuatro millones por cada día de parada