El hijo de Ruiz-Mateos descarga en su padre enfermo la culpa sobre una supuesta estafa

palma / efe

ECONOMÍA

28 jul 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Zoilo Ruiz-Mateos ha atribuido a su padre, el empresario José María Ruiz-Mateos, «todas las negociaciones» respecto a la compra y posterior pago del hotel mallorquín Eurocalas en el 2006 por 24 millones de euros, una operación por la que el antiguo dueño acusa a la familia de empresarios de una estafa de 14 millones.

El hijo del fundador de Nueva Rumasa declaró ayer en el juzgado de Instrucción número 3 de Palma, como imputado en una querella por estafa presentada por el hotelero Francisco Miralles. Este vendió el hotel a una empresa de Zoilo Pazos, sobrino de José María Ruiz-Mateos, mediante un contrato en el que su tío y sus primos varones actuaron como avalistas. La jueza les ha llamado a declarar a todos ellos en los próximos meses, pero ayer no pudo interrogar al patriarca de la familia, quien también estaba citado, pero que alegó problemas de salud para no comparecer.

Su hijo Zoilo explicó a la jueza que no conoce los términos de la operación de compra del hotel Eurocalas, y descargó en su padre todo lo relacionado con ella. Aseguró que desconoce los detalles del acuerdo ya que, tal y como aseveró hasta en tres ocasiones, todas las negociaciones las llevó su padre, quien, añadió, tomaba «todas las decisiones».