Una empresa de Nueva Rumasa sancionada por no pagar las cuotas de los empleados

Maspalomas Hoteles dejó de ingresar las cotizaciones en enero de 2009, pese a que en ese ejercicio realizó la célebre emisión de pagarés garantizados supuestamente por brandy de Jerez.


El Consejo de Ministros ha acordado sancionar con 187.515 euros a Maspalomas Hoteles, una de las firmas de la familia Ruiz-Mateos, por no ingresar en los dos últimos años 858.291,40 euros de las cuotas de la Seguridad Social de los empleados del hotel Beverly Parkm y que supone una infracción grave.

Según la referencia oficial de la reunión del Consejo de Ministros, la empresa dejó de ingresar las cotizaciones en enero de 2009, pese a que en ese ejercicio realizó la célebre emisión de pagarés garantizados supuestamente por brandy de Jerez, que tenían una rentabilidad del 8 % anual.

Maspalomas Hoteles, que ha seguido sin ingresar las cuotas hasta noviembre de 2010, «ha señalado su intención de regularizar la deuda y solicitar un aplazamiento, que fue denegado por la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social por no acreditar avales suficientes para garantizar el pago de la deuda», recuerda el Gobierno.

La actuación de Maspalomas Hoteles, detectada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Las Palmas (Islas Canarias), supone una infracción grave en materia de Seguridad Social.

El director general de la Seguridad Social, Javier Aibar, ya confirmó el pasado marzo que el organismo había empezado a embargar activos de las empresas de Nueva Rumasa por las cuantiosas deudas que tenían, que rondaban los 50 millones al cierre del primer trimestre (las más elevadas correspondían al fabricante de flanes Dhul y a la láctea Clesa).

Maspalomas Hoteles fue una de las primeras sociedades de la familia Ruiz-Mateos en emitir pagarés, que fueron publicitados con el eslogan de que estaban garantizados supuestamente con «un tesoro de valor incalculable», que eran «extraordinarias existencias de viejísimo brandy de Jerez», valoradas teóricamente en 1.200 millones de euros.

El patriarca de la familia, José María Ruiz-Mateos, que ha perdido la gestión de la mayoría de los hoteles tras su entrada en concurso de acreedores, ofreció ese stock de brandy al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, para garantizar que abonaría los créditos concedidos.

En su reunión de hoy, el Consejo de Ministros ha aprobado otras dos sanciones contra las empresas Eléctrica Cassanense y Harlequin Nature Graphics por el impago de las cuotas de la Seguridad Social de sus empleados, lo que ha llevado a la imposición de una multa de 187.515 euros en ambos casos.

En Eléctrica Cassanense, el descubierto en el pago a la Seguridad Social ascendía a 603.886,07 euros, ya que la empresa había dejado de ingresar las cotizaciones correspondientes a 83 trabajadores en el período comprendido entre los meses de enero y octubre de 2010.

En el otro caso, el descubierto era de 245.137,45 euros, ya que la empresa había dejado de pagar las cotizaciones sociales en el período comprendido entre marzo y diciembre de 2009.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una empresa de Nueva Rumasa sancionada por no pagar las cuotas de los empleados