Bruselas prima la recuperación de «stocks» a costa de reducir flota

La Comisión calcula que se ganarán 2.700 millones si se retiran barcos


redacción / la voz

Nada nuevo. Mejor dicho, nada inesperado. La propuesta de reforma de la política común de pesca (PCP) que presentó ayer la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, confirma las más negras sospechas del sector extractivo: que es de marcado corte medioambientalista y antepone la recuperación de las poblaciones de peces a la propia superviviencia de la flota comunitaria. Damanaki insiste en que hay muchos barcos en Europa, demasiado grandes y muy eficaces sobrepescando los stocks, y que estos en el 2015 deben estar explotados en un rendimiento máximo sostenible (RMS); esto es, que se pesque el volumen justo de una especie para que el tamaño de la población no entre en colapso. Su meta es evitar que las generaciones futuras «vean el pescado solo en foto».

El razonamiento es idílico. Según las estimaciones de la Comisión, ese objetivo permitiría aumentar un 70 % el tamaño de los stock, elevar un 17 % las capturas, multiplicar por tres el margen de beneficios de los armadores y aumentar el valor añadido bruto casi un 90 %, «lo que representaría 2.700 millones de euros en la próxima década». De esa forma, la flota no necesitaría subvenciones y podría conseguir precios estables, según deduce la Comisión. Claro que la propuesta no cuantifica el tamaño del sector pesquero que quedará tras aplicar esa política.

«Cobarde y superficial»

El sector critica que Bruselas se olvida de la parte social y económica de esa sostenibilidad. Para la principal patronal pesquera, Cepesca, la reforma es «cobarde y superficial», y desaprovecha la oportunidad de realizar un cambio profundo. Critica que la Comisión no haya sido valiente y no revise la estabilidad relativa -la clave de reparto de posibilidades de pesca entre países- y que no abra la posibilidad de intercambiar derechos de pesca entre armadores de los Estados miembros.

A pesar de los reproches sobre el exceso de peso del aspecto medioambiental, la propuesta tampoco ha satisfecho a las organizaciones ecologistas, que reprochan que no se afronte la sobrecapacidad de la flota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Bruselas prima la recuperación de «stocks» a costa de reducir flota