Ante la peor crisis del gasoil

El precio medio del combustible ya supera el del 2008, cuando se movilizó todo el sector

la voz

Cuando en mayo pasado el entonces director de Política de la Dirección General de Pesca y Asuntos Marítimos, el gallego César Debén, abandonaba su cargo vaticinando una fuerte subida del combustible que dejaría en ridículo la del 2008, muy pocos dieron crédito a esos augurios. Eso fue a finales de mayo del año pasado y entonces parecía algo imposible. El gasoil pesquero se pagaba a 0,466 (77,5 pesetas) euros en el puerto de A Coruña, y solo un mes antes estaba a 0,507 (84,3), muy lejos todavía de aquel pico que ese tipo de combustible había marcado el 14 de julio del 2008: 0,738 euros (122,8 pesetas).

Pero el tiempo ha acabado por dar la razón al que hace apenas un año tenían por visionario. Y cuánta. Aunque todavía no ha llegado a alcanzarse el máximo histórico que el gasoil marcó hace casi tres años -un ejercicio convulso en el que el sector se movilizó a lo grande para reclamar ayudas para salir de una crisis asfixiante-, lo cierto es que la media que este año se ha pagado por el litro de gasoil (0,60 euros) está por encima de la media de todo el 2008, que se situó en 0,55 euros.

El doble que en el 2009

Por lo de pronto, a mediados de abril, en el puerto de A Coruña costaba un 20% más llenar de combustible el depósito de una embarcación. Un 51% más que en enero del año pasado y más del doble (un 112%) de lo que significaba la factura del «lleno por favor» del arranque del 2009.

No es extraño entonces que se hayan vuelto a escuchar de nuevo términos que una marea en retirada del barril de petróleo -en diciembre del 2008 el gasoil estuvo por debajo del precio estable de 0,30 euros que pedía el sector- había dejado en desuso en la jerga pesquera. Un repliegue que era solo un preludio del tsunami que afecta al combustible pesquero y que ha devuelto locuciones como eficiencia energética, fondo del gasoil y, sobre todo, ayudas de mínimos.

De ellas ya ha hablado la Confederación Española de Pesca (Cepesca) con la ministra de Medio Marino, Rosa Aguilar, a la que han pedido que se sume a las voces francesas de que se aumente de 30.000 a 60.000 euros la cuantía de las ayudas que el Estado puede conceder a las empresas en apuros sin tener que comunicárselo. «Sabemos que los trámites llevan un tiempo y desde que se decide solicitarlas hasta que se aprueba el reglamento y se tiene acceso a ellas pasa un tiempo, de ahí que ya hayamos trasladado la petición para ver si es posible acceder a las ayudas en el 2012», explica Javier Garat, secretario de Cepesca.

Un horizonte, el 2012, al que, según vaticinan en el sector, no llegarán todos los que ahora están en la actividad. Ocurre que el problema del gasoil hace mella en un sector ya muy tocado por el bajo precio del pescado, el descenso en el consumo, la fuerte competencia de las importaciones de terceros países y, en este ejercicio, la fuerte crisis de cuotas pesqueras.

Desánimo

Aunque sea consciente de que este episodio alcista es peor que el del 2008, aquella en la que todo el sector se movilizó para llamar la atención sobre su problema, las aguas parecen más en calma. «La gente está muy desanimada y muy preocupada también», asegura Garat, que achaca al pesimismo y a la impotencia la actual reacción de los protagonistas de una actividad económica «que están recibiendo palos por todos los lados».

Esta información ha sido elaborada por Marcos Gago, Bea Costa, J. M. Jamardo, Espe Abuín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Ante la peor crisis del gasoil