España se acerca a los cinco millones de parados

Colpisa / Efe

ECONOMÍA

Galicia, cuarta comunidad donde el número de desempleados creció más en el último trimestre, con 23.000 personas sin empleo más. La tasa se sitúa en el 17,33%.

29 abr 2011 . Actualizado a las 21:44 h.

Suma y sigue. La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2011 confirmó que ocho meses después de la plena entrada en vigor de la reforma laboral España continúa destruyendo puestos de trabajo a un ritmo escandaloso. El número de parados aumentó entre enero y marzo en 213.500 personas, lo que elevó el total de desocupados a 4.910.200, muy cerca de la barrera psicológica de los cinco millones que el Gobierno aseguró hace pocos días que no se alcanzaría. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, restó importancia a que se alcance esa cifra simbólica tras el Consejo de Ministros pero su jefe el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, sentado a su derecha, le corrigió de inmediato y puntualizó que esta EPA «marca un máximo» y que «a partir de ahora la economía empezará a crear empleo, empleo y empleo y esos 4,9 millones irán bajando, bajando y bajando».

Los datos de ocupación divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que en el primer trimestre de 2011 se perdieron 256.500 empleos. El balance podría haber sido peor para el Ejecutivo y a estas alturas el número de parados sería mayor de no haberse registrado también entre enero y marzo un descenso inesperado de la población activa, de 42.900 personas (el 0,19%), que ayudó a suavizar el mal resultado. El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, no quiso extraer ninguna conclusión de esa bajada. A su juicio, 42.900 personas es un número marginal en un universo de más de 20 millones y «podría estar dentro del margen de error estadístico».

La tasa de paro crece casi un punto respecto del cuarto trimestre de 2010 y se sitúa en el 21,29%, más del doble de la media de la UE (9,5%). El porcentaje de desocupados se mantiene por debajo del máximo histórico del 24,55% que marcó en 1994. Sin embargo, entonces la cifra de parados era muy inferior a la actual (3,93 millones), ya que la población activa y ocupada eran mucho menores.