Ortega deja la presidencia, pero seguirá en Inditex y en su consejo

Quiere controlar la empresa como principal accionista, pero no desde la primera línea ejecutiva


Amancio Ortega ni se va de la empresa ni del consejo de administración. Así de claro lo dejó el fundador de Inditex en la carta que ayer por la mañana remitió a los empleados de la compañía, y en la que anunciaba que había elegido a Pablo Isla como su sucesor: será el futuro presidente ejecutivo de la primera empresa textil del mundo. La propuesta se trasladará a la junta de accionistas que se celebrará el próximo mes de junio, y no se espera que haya cambios importantes vinculados con este nombramiento. Isla será el primer máximo ejecutivo, y también detentará el cargo de consejero delegado. Sobre la vicepresidencia no hay una decisión adoptada. «Pablo Isla cuenta con diferentes equipos», por lo que «ahora» no tendría que nombrar a «su segundo», precisaron fuentes de Inditex.

La decisión de Amancio Ortega fue comunicada a la CNMV a las 11.45 horas, y desde ese momento el valor avanzó en positivo tímidamente (cerró con un alza del 1,05%) como si fuese un anuncio esperado y «de sentido común», capacidad que suele reclamar el empresario a sus colaboradores, con los que se reunió a lo largo de la mañana.

Vestía camisa blanca ?mangas remangadas? y pantalón gris oscuro. Indumentaria habitual en este emprendedor que ha ido escalando puestos en la revista Forbes, hasta ser considerado la novena fortuna del mundo con un patrimonio valorado en 25.000 millones de dólares.

Normalidad

A los miembros de su staff les trasladó que la decisión no significaba su marcha definitiva, sino dedicación a la empresa de otra manera, con más tiempo para preocuparse personalmente de cada colaborador. La postura de Ortega, que como principal accionista quiere controlar la compañía desde el consejo pero no desde la primera línea ejecutiva, no extrañó a nadie. Sus amigos y colaboradores más directos conocían su propósito desde hace meses. Es más, el empresario ya tenía esa idea desde que Isla llegó al grupo hace cinco años, período en el que ha constatado su capacidad para controlar la multinacional.

Como todos los días, exceptuando aquellos que tiene algún compromiso institucional, Amancio Ortega comió ayer en el comedor de empresa, junto al resto de los empleados, que, según explicaciones de algunos de ellos, están bastante tranquilos porque «Pablo Isla es un tipo al que, en general, se aprecia» y no creen que «la situación dentro de la empresa vaya a cambiar mucho, al menos en lo referente a los puestos de trabajo». Sin embargo, hay quien espera cambios en el área comercial, que podrían recaer en Óscar o Jorge Pérez Marcote, hermanos de la actual mujer del empresario, y que en la actualidad llevan las direcciones de Bershka y de Massimo Dutti.

Familiares, directivos y accionistas consideran que ayer Ortega tomó «la decisión acertada. Está pensando en su relevo cuando sigue totalmente en activo». Nació el año en el que comenzó la Guerra Civil española. El 28 de marzo cumplirá 75 años.

Buena relación

Tiene tres hijos, con los que mantiene una muy buena relación. Los dos mayores fruto de su matrimonio con Rosalía Mera. Se trata de Sandra, la mayor (42 años), que se mantiene desvinculada del día a día de la compañía, y Marcos (39), con una discapacidad. De su segundo matrimonio con Flora Pérez Marcote nació Marta, que acaba de cumplir 26 y está formándose en la sede central. En ella todo el mundo ve a la sucesora natural del empresario, pero «todavía es muy joven como para hacerse cargo del imperio textil», coincidieron en señalar amigos de Ortega. Ven como el camino lógico que un día llegue al consejo de administración como una de las primeras accionistas y adopte sus propias decisiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Ortega deja la presidencia, pero seguirá en Inditex y en su consejo