Ordóñez intervendrá las cajas que en un mes no cierren sus fusiones

La Voz REDACCIÓN/LA VOZ.

ECONOMÍA

El aviso de Elena Salgado no afecta a las dos gallegas, que la próxima semana celebran su último consejo separadas

20 nov 2010 . Actualizado a las 02:14 h.

A las cajas españolas se les acaba el tiempo para cerrar sus procesos de fusión, apenas un mes, y ayer dos Administraciones se encargaron de recordarlo. El Banco Central Europeo y el Gobierno apremiaron a que lleven a término sus procesos de fusión antes de Navidad. En caso contrario, el Banco de España podría decidirse a intervenir, según adelantó la ministra Elena Salgado. El aviso no afecta a la alianza gallega, que está a punto de cerrar todo su proceso con su inscripción en el registro mercantil el 30 de noviembre.

Mientras, las dos entidades prosiguen con el plan de integración y para la próxima semana está previsto que celebren sus últimos consejos de administración y que ambos organismos se citen para una comida en la capital gallega. Será la primera vez que se reúnan los 22 miembros del nuevo órgano de gobierno. El lunes 29, en Santiago, los dos copresidentes firmarán las escrituras de constitución de la nueva caja, que el martes se entregarán en el Registro Mercantil de A Coruña. Y el 1 de diciembre, primer consejo, en Vigo, sede de negocio. Se mantiene así el compromiso de paridad que ha guiado una fusión «en la que se sigue sin ningún problema, trabajando con entusiasmo», apuntó Mauro Varela, presidente de Caixa Galicia, quien justificó las advertencias lanzadas al sector «porque hay algunos procesos más al ralentí».

La propia Elena Salgado avisó ayer de que el Banco de España intervendrá en el proceso de fusión de las cajas si estas no cierran el año con sus consejos de administración y órganos directivos perfectamente definidos. Según la ministra, los procesos de constitución de asambleas de las cajas «son lentos» y tienen unos plazos que «hay que respetar», informa Efe . Se hacía eco así de la exigencia que lanzó esta semana el gobernador del Banco de España. Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que pidió que las alianzas se cierren antes de Navidad, aunque entonces no concretó qué pasaría con aquellos que no cumplieran con ese calendario marcado.