La deuda de la banca española con el BCE se dispara a máximos por los recelos de los mercados


madrid/colpisa.

El mercado mayorista del dinero se cerró para la banca española en julio y solo se abrieron los primeros resquicios a finales de mes, en vísperas de la publicación de las pruebas de solvencia. La extrema sequía de financiación llevó a las entidades nacionales a recurrir al Banco Central Europeo (BCE) en la proporción más elevada de la historia de esta institución.

Bancos y cajas obtuvieron en ese mes 130.209 millones del instituto emisor, un 30% de los fondos proporcionados por el BCE en ese período al conjunto de la zona euro, cuando la cuota del sistema financiero español en el eurosistema estaba en torno al 9%. Este requerimiento supone un incremento del 77,6% interanual, ya que en julio del 2009 las entidades habían recabado 73.283 millones de euros.

Lo reconoció el presidente del BBVA, Francisco González, en junio: «Los mercados internacionales de capitales están cerrados para las entidades españolas». Cinco semanas más tarde, este mismo banco protagonizaba la primera emisión de 2.000 millones de euros en bonos a cinco años a 18 meses, con una colocación realizada en tiempo récord. Después del BBVA, el Santander colocó 1.400 millones a cuatro años. Los dos gigantes hicieron de locomotora en la apertura de los mercados.

Para la historia queda ahora este dato de julio. Las peticiones de financiación al BCE descendieron en la última semana, y todo apunta que el retroceso será la pauta del mes de agosto, con la solvencia asentada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

La deuda de la banca española con el BCE se dispara a máximos por los recelos de los mercados