Alemania registra el mayor crecimiento de su economía desde la reunificación

EFE

ECONOMÍA

En la proyección interanual y dejando de lado los efectos negativos de los precios, la economía alemana, la primera de Europa, muestra un positivo de un 4,1%.

13 ago 2010 . Actualizado a las 16:32 h.

La economía alemana está creciendo al mayor ritmo desde hace dos décadas, con una tasa del 2,2 por ciento en el segundo trimestre de 2010 frente a los primeros tres meses del año, informó hoy la Oficina Federal de Estadísticas, en Wiesbaden.

Se trata del mejor indicador desde la reunificación del país en 1990 y supera con creces las expectativas pronosticadas por los expertos, que habían aventurado en promedio un crecimiento de apenas un 1,3 por ciento.

En la proyección interanual y dejando de lado los efectos negativos de los precios, la economía alemana, la primera de Europa, muestra un positivo de un 4,1%.

El año pasado, acusando el duro golpe de la crisis económica y financiera, el producto interno bruto (PIB) se había desplomado un 4,7 por ciento, según los cálculos revisados de la Oficina Federal.

El instituto corrigió además al alza en forma significativa sus cálculos para el primer trimestre, y fija ahora el crecimiento en un 0,5 por ciento, frente al 0,2 por ciento preliminar.

A diferencia de períodos anteriores, los impulsos para la economía están apuntalados tanto por el comercio exterior como por la demanda de consumo interno. Hasta este año Alemania era el primer exportador mundial, puesto que le fue arrebatado por China.

Sin embargo y a pesar «de los aportes del consumo privado y estatal al crecimiento, la dinámica de las inversiones y del comercio exterior está teniendo un mayor efecto positivo».

La oficina de Wisbaden habló de un crecimiento «vertiginoso», mientras que el ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, se refirió a un «crecimiento XL» pero no se atrevió a calificarlo de momento de «milagroso» al comentar las cifras.

«El resultado es sensacionalmente bueno. Muestra claramente la fuerza con la que han empujado a la economía los programas coyunturales aplicados en todo el mundo», indicó por su parte Gustav Horn, director científico del Instituto de Macroeconomía e Investigaciones Coyunturales (IMK).

Sin embargo, los expertos creen unánimemente que se ralentizará en la segunda mitad del año.

Según el Instituto alemán de Investigación Económica (DIW), en el tercer y cuarto trimestre del año no se obtendrán las positivas cifras de crecimiento del segundo.

A su juicio, el segundo trimestre fue así de satisfactorio debido a que después de la crisis había muchas mercancías en los almacenes y a que hasta 2010 todavía seguían vigentes muchos programas coyunturales en todo el mundo.

De todos modos, el rendimiento económico sigue por debajo del 2,5 por ciento que tenía antes del verano (boreal) de 2008, antes del surgimiento de la crisis, dijo hoy Christian Deger, del DIW. «Ahora se trata de hacer más esfuerzos por lograr la consolidación presupuestaria» y por abandonar las ayudas coyunturales estatales, señaló.

Pese a la ralentización que registrará la economía alemana en la segunda mitad del año, la mayoría de los expertos espera que en el segundo semestre de 2011 se haya recuperado ya el rendimiento económico de antes de la crisis.