Industria aplaza la nueva red de gas gallega y la ampliación de Reganosa

El Gobierno prevé demorar al menos hasta el 2012 el inicio de las dos infraestructuras, que suman 440 millones. La Xunta ya ha presentado alegaciones contra el recorte anunciado por el Ejecutivo


ferrol/la voz.

El Ministerio de Industria ha decidido aplazar las dos únicas infraestructuras de gas en Galicia que habían sido incluidas en la planificación energética nacional para el período 2008-2016: el nuevo gasoducto de enlace entre Lugo y Madrid y la duplicación de la capacidad de regasificación de Reganosa. Se trata de obras que suman una inversión conjunta de 440 millones de euros, y que ya tenían que estar en ejecución. De hecho, el gabinete de Miguel Sebastián ha explicado que se han pospuesto aquellas actuaciones que aún no habían arrancado, tomando en cuenta el escenario económico actual y las previsiones de la demanda.

En total, el Gobierno demorará proyectos en todas las plantas de regasificación del país a excepción de la proyectada en Asturias, gasoductos en Galicia, la Meseta, Andalucía, Murcia y estaciones de compresión valorados en 1.943 millones de euros. Casi un 25% de ese recorte lo padecerá Galicia.

Calificado como urgente

En el caso del gasoducto entre Guitiriz (Lugo) y Algete (Madrid), el Ministerio de Industria había calificado el primero de sus tramos como urgente, pero pasa a considerar ahora esta infraestructura como no prioritaria. Son obras «cuya necesidad no se justifican actualmente pero serán reconsideradas de cara al nuevo ejercicio de planificación 2012-2020», sostiene el Gabinete de Miguel Sebastián. En la práctica, supone que al menos hasta dentro de dos años no se iniciarían los trabajos de construcción del nuevo conducto y de la ampliación de la capacidad de regasificación -que no de las instalaciones- de la regasificadora de la ría de Ferrol. Ambas actuaciones tendrían que estar finalizadas en el 2013.

Los nuevos cambios, recogidos en la revisión anual de la planificación estatal del período 2008-2016, fueron remitidos tanto a las respectivas comunidades autónomas como a los distintos operadores energéticos. Fuentes del sector aseguraron que tanto la Xunta como las empresas afectadas han presentado alegaciones contra las pretensiones del gabinete de Miguel Sebastián. Tampoco se ha pronunciado aún la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que estudia en estos momentos las previsiones del Ministerio de Industria, por lo que el documento final podría ser modificado.

Coyuntura energética

Si bien la revisión efectuada por el Gobierno al programa estatal se inició hace varios meses, con una coyuntura energética más desfavorable que la actual, en Galicia se aluden a razones políticas y no exclusivamente económicas y técnicas, como causantes de los recortes en algunas obras, como las dos de la comunidad. En este sentido, se cuestiona que la regasificadora asturiana -aún en obras- sea la única a la que no se imponen demoras. Se trata de la planta que está llamada a competir con la gallega.

Los mercados eléctricos y gasista de España cerraron el pasado ejercicio con caídas en la demanda, pero la situación, desde que se inició este año, es diferente, de forma que el consumo se ha recuperado. De hecho, la información que maneja Enagás, el gestor técnico del sistema apunta a que entre enero y abril, la demanda gasista creció más de un 4% con respecto al mismo período del 2009 y también Red Eléctrica Española (REE) ha llegado a modificar al alza las previsiones de crecimiento del consumo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Industria aplaza la nueva red de gas gallega y la ampliación de Reganosa