Las dudas sobre la solvencia de la banca hunden el Ibex, a punto de cerrar el peor semestre de la historia

Las entidades de la zona euro han de devolver mañana los 442.000 millones que les prestó el BCE hace un año


redacción/la voz.

Otra jornada nefasta para la Bolsa. Y ya son demasiadas los días aciagos que se amontonan en el balance del año. Tanto que el Ibex está a punto de cerrar el semestre más negro de su historia.

Ayer, como muchas otras veces a lo largo de los últimos meses, la espita del descalabro la abrió la banca, un sector que, en el caso español, representa más de un tercio de la composición del índice. En la antesala de su particular día D -mañana los bancos europeos han de devolver los 442.000 millones que les prestó hace un año el BCE en la mayor subasta de la historia-, el sector financiero sucumbió a las dudas de los inversores sobre su solvencia y acabó la sesión vapuleado por las ventas. De la virulencia del golpe dan buena cuenta los desplomes de los dos grandes: el Santander sufrió un varapalo del 6,79% y el BBVA se dejó un 7,24%. No le fueron mucho mejor las cosas a Bankinter, con un descalabro de más del 8%.

Llamadas a la calma

De nada sirvió que Christian Noyer, gobernador del Banco de Francia y miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, asegurase que no habrá «ningún problema» para que los bancos devuelvan el dinero mañana, algo en lo que coincidió la ministra de Economía, Elena Salgado, quien reclamó la publicación inmediata de las pruebas de resistencia del sector. Ni tampoco que uno de los pesos pesados de la banca española, La Caixa, por boca de su director general, Juan María Nin, descartara cualquier escollo en los próximos vencimientos de deuda a los que tienen que hacer frente la entidades patrias . Ni siquiera que el Santander recordase que su presidente, Emilio Botín, señaló recientemente que el banco goza de una situación de liquidez «muy confortable» y que no cuenta «habitualmente con la ayuda del BCE».

Sí influyó y, como no, para mal, el llamativo titular que exhibía ayer en sus páginas el Financial Times: «Ira de los bancos españoles por el final de la oferta del BCE». Según el diario británico, las entidades patrias habrían estado presionando a la autoridad monetaria para que no cierre el grifo de la liquidez.

Según cifras no oficiales, de los 442.000 milllones, unos 70.000 corresponden a España.

Tampoco ayudaron las especulaciones sobre la posibilidad de que las pruebas de resistencia realizadas a las entidades europeas vayan a desvelar los riesgos asociados a la deuda soberana.

Con este telón de fondo, el Ibex sufrió un descalabro del 5,45%, el tercero más importante del año. A falta de la sesión de hoy, la caída de ayer eleva el quebranto acumulado en el semestre por encima del 23%.

El Tesoro también afronta mañana otro día D: la subasta de bonos a cinco años. Ayer la prima de riesgo volvió sobre los 200 puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las dudas sobre la solvencia de la banca hunden el Ibex, a punto de cerrar el peor semestre de la historia