Los consejos de las dos entidades aprobarán en diez días las cuentas de la futura integración

La Voz

ECONOMÍA

01 jun 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Los consejos de Caixanova y Caixa Galicia aprobarán en diez días el proyecto financiero de la fusión, que deberá estar en manos del Banco de España, como muy tarde, el 15 de junio.

Caixanova comunicó la pasada semana a sus consejeros la «buena marcha» de las conversaciones abiertas para diseñar el proyecto de fusión a cinco años, dividido en 16 mesas de trabajo, de las cuales 14 se reparten las distintas áreas de negocio y estructura, y dos reúnen a los altos directivos y a las cúpulas intermedias de ambas entidades.

Estaba previsto que esta misma semana concluyese el trabajo de base en las catorce mesas, para remitir sus resultados a los directivos y comenzar a filtrar las conclusiones hasta hacerlas definitivas. Sin embargo, fuentes próximas a estas conversaciones admitieron ayer que este proceso posiblemente no se materialice hasta la próxima semana.

Funciones

El consejo ordinario de Caixanova, celebrado el pasado jueves, dejó claro que en estos momentos no se está hablando aún del reparto de funciones entre las sedes, ni tampoco del diseño de cargos en la cúpula.

Aunque está previsto que el presidente de la entidad viguesa, Julio Fernández Gayoso, proponga ejercer la presidencia en el primer turno rotatorio de 18 meses, el debate sobre esta cuestión no se abordará hasta después del día 15 de junio.

Ayudas del FROB

La última semana del mes, cuando el Banco de España dé su visto bueno al proyecto financiero, las cajas pedirán al FROB los 1.162 millones de euros previstos. Será entonces cuando arranque el diseño del protocolo de fusión de las dos entidades.