Las cajas negocian el plan financiero y el reparto de competencias entre las dos cosedes

La Voz

ECONOMÍA

20 may 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Las dos cajas gallegas prosiguen su plan de trabajo para presentar antes de que acabe el mes de junio un plan financiero definitivo que pueda aprobar el Banco de España y que les permita optar a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), al que se solicitarán 1.162 millones de euros. Ese plan financiero se hará con las actuales auditoras que trabajan para las dos cajas (PriceWaterHouse, de Caixa Galicia, y Deloitte, de Caixanova) y sin llevar a cabo una due diligence como la que realizó KPMG por encargo de la Xunta. Esa posibilidad, la de realizar un estudio de este tipo que midiera el valor de cada marca en la fusión, se ha descartado porque las cajas han decidido llevar a cabo una alianza paritaria, en la que ambas pesen lo mismo.

Junto a los números, las dos financieras tienen que terminar de fijar algunos criterios globales de gobernanza, como las competencias que tendrán las dos cosedes (Vigo y A Coruña), es decir, cómo se repartirán las diferentes áreas de negocio, también de forma equilibrada. Del mismo modo, todavía queda por cerrar y aprobar el turno de copresidencias, si bien Julio Fernández Gayoso ya ha dejado caer que querría el primer turno (cada uno es de 18 meses). Caixa Galicia no ha decidido aún quién la representará en ese cargo.