Las bolsas y el euro celebran el apoyo a Grecia, que ve aliviada la presión sobre sus bonos

El coste para España de la ayuda al país heleno se elevará a 3.675 millones


La euforia del viernes, previa a la confirmación de los detalles del plan de ayuda europeo a Grecia, encontró continuidad en los parqués en el día de ayer, aunque su efecto se fue diluyendo a medida que avanzaban las horas. De hecho, cuando los mercados europeos cerraron sus puertas, los efectos de este optimismo solo eran visibles ya en las llamadas bolsas periféricas. Así, una vez confirmado que habrá dinero para que Grecia pueda cumplir con el pago inminente de hasta 20.000 millones de euros entre abril y mayo por el vencimiento de su deuda pública y atajadas las dudas sobre un efecto dominó en otras economías de la eurozona, el Ibex 35, que en los mejores momentos de la jornada llegó a sobrepasar los 11.500 puntos, acabó en 11.460,8, tras ganar un 0,58%. En Lisboa, el alza fue del 0,68% y en Milán, del 0,81%. Pero, como no podía ser de otra manera, la más beneficiada por el acuerdo del Eurogrupo fue la Bolsa de Atenas, que se echó al bolsillo un avance del 3,51%.

Los 30.000 millones de euros comprometidos por los socios europeos para sacar a Grecia del atolladero sirvieron también para alejar la prima de riesgo y los seguros de impago de Grecia de sus máximos históricos: el diferencial de rentabilidad entre la deuda helena y la alemana pasó de 409 a 355 puntos básicos, y el precio de los credit default swaps (CDS) desde los 426 hasta los 359. El efecto contagio benefició a la deuda española: la prima de riesgo aceleró su descenso, desde los 80 puntos básicos que alcanzó la semana pasada hasta los 66.

El euro también sacó provecho del acuerdo, escalando hasta niveles próximos a los 1,37 dólares.

Aportación española

Mientras tanto, el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, precisó ayer que España tendrá que aportar 3.675 millones de euros en el caso de que, finalmente, la república helena solicite la ayuda, informa AFP. Esta cifra se corresponde con la cuota del 12,25% con la que España cuenta en el Banco Central Europeo (BCE) si se tienen en cuenta únicamente los 15 países de la zona euro que tomarán parte en el plan de apoyo a Grecia. En condiciones normales, la participación española es del 8,2%, según detalló López Garrido.

Críticas de Blanco

Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, arremetió contra contra quienes critican la ayuda financiera de España al país heleno. En su opinión, es una posición marcada por la «cicatería» y por la «falta de visión de futuro y de compromiso con la Unión Europea». Además, subrayó que, «en su día», supondrá ingresos adicionales para España. «Hay que ser solidario», afirmó Blanco, quien recordó que España ha recibido y recibe fondos europeos para poder crecer y modernizarse. Desde las filas de la oposición, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, afirmó que aunque España «no es Grecia», «la lección es muy clara»: «hacer los deberes en casa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las bolsas y el euro celebran el apoyo a Grecia, que ve aliviada la presión sobre sus bonos