El Banco Mundial predice que las economías de Asia Oriental crecerán un 8,7% en 2010

La cifra supone casi un punto porcentual por encima de su pronóstico en noviembre de 2009.


Las economías de Asia Oriental crecerán en 2010 un 8,7 por ciento, cifra que supone casi un punto porcentual por encima de su pronóstico en noviembre de 2009, según el informe publicado hoy por el Banco Mundial (BM).

El BM, que cita la fuerte influencia de China, basa su estimación en la recuperación de la demanda exterior, un estímulo fiscal y monetario sostenido en Asia Oriental y una recuperación rápida del gasto de consumo.

El informe fue presentado hoy simultáneamente en Pekín, Tokio y otros países asiáticos mediante videoconferencia en las respectivas oficinas del BM en la región.

Además, el documento asegura que Asia Oriental puede crecer rápidamente en la próxima década, incluso con un economía global debilitada, pero sólo si se ponen en marcha «con vigor» reformas a medio plazo.

Vikram Nehru, jefe economista de Asia Oriental y Pacífico, advirtió que la región «deberá a corto plazo administrar cuidadosamente la retirada de las medidas de estímulo fiscal, mientras que regresan a sus programas de reforma estructural para promover el crecimiento a largo plazo».

«El espacio fiscal es limitado y el estímulo por si solo no puede sostener la demanda interna durante un período prolongado de tiempo». Sin embargo, «en este momento puede ser prematuro retirar el estímulo fiscal en muchos países», sentenció.

En China, tercera economía mundial y para la que el BM predice un crecimiento del 9,5 por ciento en 2010, un punto y medio más que el 8 por ciento fijado por el Gobierno, la reforma estructural significa alcanzar un reequilibrio de la economía, explica el documento.

Para ello, añade, China debe dar un papel más importante al sector servicios y al consumo privado, apartándose del crecimiento liderado de las exportaciones y basado en inversión intensiva.

La prioridad de países con ingresos medios -Vietnam, Filipinas, Indonesia, Malasia, Tailandia- es la inversión en capital físico y humano para fomentar la cadena de producción y exportaciones, dice.

Países con ingresos bajos como Camboya y Laos necesitan centrarse en la manufactura para formar parte de la red de producción global y regional, añade.

Por otro lado, el BM sugiere que la región debe impulsar la integración económica regional, así como un cambio masivo en las tecnologías verdes y de eficiencia energética.

«Una integración más profunda impulsará el comercio dentro de las redes globales y regionales, fomentará las economías agregadas, reducirá los costes y aumentará la competitividad internacional», señaló por videoconferencia Ivailo Izvorski, principal autor del informe.

Izvorski añadió que «el mercado regional de bienes y servicios es cada vez más importante para las oportunidades de expansión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Banco Mundial predice que las economías de Asia Oriental crecerán un 8,7% en 2010