Salgado dice que las cajas no son agencias financieras de las autonomías, y Rueda replica que no admitirá interferencias

ECONOMÍA

18 mar 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Lejos de tratar de acercar posturas, el Gobierno parece dispuesto a elevar el tono en su disputa con la Xunta en torno a la ley gallega de cajas. Ayer, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, aprovechó una pregunta del diputado del BNG Francisco Jorquera para cargar en el Congreso contra el Ejecutivo gallego, al que acusó de generar «interferencias» en el proceso de fusión de las cajas.

Salgado afirmó que el Gobierno respeta las competencias autonómicas, pero añadió que la ordenación del sector «no puede suponer la aparición de diecisiete sistemas financieros». Y advirtió además de que el papel de las cajas no es ser una «agencia financiera» de las comunidades autónomas.

La ministra de Economía propuso obviar cualquier intervención del Gobierno gallego en la hipotética fusión de Caixa Galicia y Caixanova. «Si desean llevar a cabo su reestructuración, ese es un proyecto que pueden presentar al Banco de España», indicó, ya que es ese organismo «el que tiene que determinar en qué condiciones se puede producir la fusión de esas dos cajas gallegas». «Solo la Xunta y algunos partidos políticos hablan de la fusión, pero no las protagonistas del proceso», insistió ante las acusaciones de Jorquera de que el Gobierno pone en peligro la «galleguidad» de las cajas.