Sarkozy esperará a las elecciones de marzo para reformar el sistema de pensiones, con un agujero de 30.000 millones


El presidente francés, Nicolás Sarkozy, se dio ayer de plazo hasta septiembre para lograr un acuerdo sobre la reforma de las pensiones, una medida que considera imperativa. «Si queremos salvar nuestro sistema de pensiones, no podemos retrasar las decisiones», aseguró Sarkozy, que recordó que la hucha francesa de las pensiones acumula un déficit de 30.000 millones de euros (con un agujero estimado de 10.000 millones cada año).

De hecho, Sarkozy invitó a los interlocutores sociales a un gran debate nacional para consensuar con el Gobierno la reforma. «Ha llegado la hora de decidir, pero deseo que se dé tiempo al diálogo y la negociación», declaró al término de una reunión de dos horas y media en el palacio del Elíseo con los responsables de los sindicatos y la patronal. Político hábil, Sarkozy había preparado el terreno mediante una filtración interesada al diario Le Figaro que hace diez días publicó que deseaba un calendario rápido que culminara con la votación de una ley en julio. Para los sindicatos era inaceptable la repetición de la jugarreta que les gastó el también conservador Edouard Balladur, quien en 1993 amplió los períodos de cotización en pleno verano sin que se produjera la más mínima protesta. Por eso a Sarkozy no le costó esfuerzo presentarse ayer como el campeón del diálogo social cuando descartó «pasar por la fuerza» y anunció la presentación de un proyecto de ley en septiembre para su aprobación parlamentaria en otoño. El diálogo comenzará en abril una vez celebradas las elecciones regionales de marzo. El presidente francés reiteró que no aceptaría cuestionar el sistema por reparto ni bajar las pensiones. Pero no soltó prenda sobre el rumoreado retraso de la edad legal de jubilación, fijada desde 1983 en los 60 años, ni sobre el hipotético aumento del período de cotización necesario para cobrar una pensión completa (ahora 41 años).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Sarkozy esperará a las elecciones de marzo para reformar el sistema de pensiones, con un agujero de 30.000 millones