Industria prevé aprobar la ley eólica el jueves, tras recibir el aval del CES

La Confederación de Empresarios de Galicia emitió un voto particular al dictamen muy crítico con el canon


Si ningún otro obstáculo lo impide, la futura ley eólica comenzará su tramitación parlamentaria a partir del próximo jueves, fecha en la que la Consellería de Economía e Industria tiene previsto someter a la aprobación del Consello de la Xunta el anteproyecto del texto que regulará el negocio del viento en la comunidad.

El borrador de la ley superó ayer el trámite del Consello Económico e Social (CES), eso sí, con el voto particular de la patronal gallega, muy crítica con la intención de la Administración de cobrar un canon eólico. Además, el Ejecutivo gallego ya ha recibido tres informes jurídicos externos que, según fuentes del departamento que dirige Javier Guerra, avalan la legalidad del anteproyecto, por lo que, «salvo que surja algún imprevisto», este será aprobado por el consejo de gobierno la próxima semana y remitido al Parlamento de Galicia.

Estas mismas fuentes valoraron ayer muy positivamente que el texto haya recibido el aval del CES mediante un dictamen «asumido por unanimidade». Al tiempo, respetaron el voto particular emitido por la Confederación de Empresarios de Galicia, «que reflicte unha opinión dese colectivo non compartida nin por sindicatos nin por outros colectivos presentes no CES, como son os consumidores, as universidades, as confrarías de pescadores o as organizacións agrarias».

En su voto particular, la patronal se opone a la implantación de un canon eólico, al entender que supondrá una «doble imposición» en la comunidad, pues grava la mera instalación de los molinos, algo que ya hacen otros tributos como el IBI. Fuentes de Industria explican que el canon «non gravará a xeración de enerxía», sino unas «afeccións medioambientais e visuais indiscutibles, como é recoñecido incluso a nivel europeo».

La patronal advierte también de que el canon servirá para desincentivar la inversión en Galicia en proyectos eólicos, por considerarlo discriminatorio respecto a otras comunidades. En Industria admiten el carácter disuasorio del tributo, pero entienden que quedará sobradamente compensado por el estímulo que supone que Galicia tenga más horas de viento que ninguna otra autonomía.

El tercer reproche de los empresarios son las exigencias que plantea la ley para que se cumplan los planes industriales (hasta que no sean efectivos, no se recuperará la fianza, un 2% de la inversión). Según la CEG, este requisito incumple la legislación española. Según Industria, «la complementa».

La consellería pretende que la ley eólica esté aprobada antes de que acabe el año, y el nuevo concurso resuelto en el primer trimestre del 2010.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Industria prevé aprobar la ley eólica el jueves, tras recibir el aval del CES