Las acciones de Prisa se desploman más de un 10% en la Bolsa tras fracasar la fusión de Cuatro con La Sexta

La Voz

ECONOMÍA

El grupo atraviesa una complicada situación financiera, con una deuda de más de 5.000 millones de euros

08 ago 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

Las acciones del grupo Prisa cayeron ayer un 10,17%, hasta los 3,53 euros, tras el fracaso de las negociaciones para la fusión de Cuatro con La Sexta. Esta espectacular bajada se suma al 4,3% del día anterior, cuando se filtró que las negociaciones que mantenía desde el pasado 3 de junio con Imagina (que incluye Mediapro y Globomedia) para unir sus respectivos negocios audiovisuales no habían tenido éxito.

El grupo editor de El País confirmó ayer mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Mercado Nacional del Mercado de Valores la ruptura de las conversaciones, y anunció que «continuará explorando nuevas oportunidades de negocio con otros operadores de televisión». Por su parte, Imagina aseguró que la decisión «está motivada por la imposibilidad de avanzar en un punto de vista común para el establecimiento de las bases esenciales de la nueva compañía», reiteró que «los procesos de fusión en el sector televisivo siguen siendo imprescindibles e inevitables» y anunció que intentará otras alternativas.

La causa de la ruptura ha sido el rechazo de Prisa a aceptar un canje de acciones al 50%, ya que pretendía controlar la mayoría en la sociedad conjunta resultante.

El fracaso de la operación supone un importante revés para el grupo controlado por la familia Polanco, que atraviesa una situación financiera muy difícil, ya que acumula una deuda superior a los 5.000 millones de euros (830.000 millones de las antiguas pesetas). Sus beneficios netos se desplomaron un 68,7% en el primer semestre del año respecto al mismo período del 2008, según información facilitada por la propia compañía a la CNMV. El resultado bruto de explotación (Ebitda) sufrió un descenso del 26,4%, de los 405,67 millones del año anterior a 298,73. Mientras la publicidad bajaba el 25,5%, aunque en El País superó el 33%. La difusión de este diario cayó un 12,9% en la primera mitad del año, lo que se tradujo en 59.284 ejemplares menos al día.

Los problemas financieros habían obligado ya a Prisa a cerrar Crisol, dedicada a la venta de libros y otros artículos de ocio, y Localia, su red de televisiones locales.

Aunque la ruptura no pone en peligro la emisión de los partidos de fútbol por parte de Digital Plus, su posición será más vulnerable, ya que tendrá que competir con el canal de Mediapro Gol TV, que los emitirá por la nueva TDT de pago, que el Gobierno tiene previsto aprobar el próximo jueves, y por operadores de cable y ADSL como Ono, R, Telefónica, Vodafone o Jazztel, que juntos suman dos millones de clientes.

Con este panorama, Prisa se ve acuciada a vender un devaluado Digital Plus o, al menos, un paquete importante para afrontar sus graves problemas de liquidez. También ha puesto en venta un 49% de su grupo editorial Santillana.