Los ingresos de Vodafone España caen el 7,3% entre octubre y marzo

El grupo reduce el valor contable de su filial española en 3.400 millones de libras por la menor expectativa de negocio.


La crisis pasa factura a la telefonía celular, que parecía incombustible. Vodafone España -segundo operador móvil- alcanzó 6.435 millones de euros de ingresos por servicios en el ejercicio fiscal comprendido entre abril del 2008 y marzo del 2009, un 4,9% menos, pero vio acelerarse el ritmo de caída hasta un 7,3% a partir de octubre del pasado año. En los servicios de voz el desplome fue del 9,3% en ese último semestre -por el descenso llevado al grupo Vodafone a rebajar el valor contable de la filial española en 3.400 millones de libras, unos 3.860 millones de euros. Cuando ultimó la compra de la compañía inicialmente llamada Airtel, allá por el 2004, las expectativas de negocio para el operador alternativo a Telefónica eran mucho más favorables. No se trata de un caso aislado: la operadora del Reino Unido ya tuvo que realizar operaciones similares con las filiales alemana (casi 7.000 millones de libras) e italiana (del orden de 5.000 millones), ajustes que lastraron las cuentas consolidadas de 2007. En el año fiscal recién concluido, el grupo de origen británico ganó 3.490 millones de euros, un 53,7% menos que en el ejercicio precedente, por las depreciaciones realizadas en España, Ghana y Turquía. La pérdida total reconocida en el valor de estos activos ascendió a 6.700 millones de euros.

Francisco Román, presidente de Vodafone España, explicó que la deprimida situación económica ha tenido, junto al efecto negativo del descenso de los ingresos, la repercusión positiva de una buena acogida de unas tarifas adaptadas a ese entorno de dificultades. Aseguró que la compañía ha liderado la actividad comercial en el mercado español desde comienzos de 2009. De enero a marzo, la base de telefonía móvil se incrementó en 372.000 clientes, hasta superar los 16,9 millones. Y la de clientes de ADSL creció en 62.095, hasta cerrar el trimestre con 455.913. Un 41,8% del total de usuarios ya tienen dispositivos de tercera generación.

Román cifró las esperanzas de la filial en la competitividad de las tarifas y en el potencial de desarrollo que mantienen los servicios de datos. Mientras caen con fuerza las comunicaciones de entrada y salida con otros países -«los ciudadanos cada vez viajan menos», comentó- los ingresos por la conectividad del PC están creciendo un 27,1% anual -38% en el trimestre enero/marzo- y los de internet en el móvil lo hacen a un ritmo del 25,6%. Según el presidente de Vodafone, la contención de costes llevado a cabo por la operadora hizo posible el mantenimiento de la inversión en España en 740 millones de euros -una cifra que se repetirá, con mínimas variaciones, en el actual ejercicio-, y un avance en los recursos generados.

La tarifa no la marcará la financiación de TVE

Vodafone España no trasladará directamente a los precios finales que cobra a sus clientes el importe de financiar una 'televisión española' sin publicidad. Más concretamente, Román explicó que en la situación feroz y eficazmente competitiva en la que operan las compañías de telecomunicaciones en el mercado español, la estructura de tarifa de la empresa que preside «no va a estar determinada por un elemento de la regulación».

Tener que destinar el 0,9% de los ingresos para el sostenimiento de TVE «es una mala noticia, no es ni mucho menos algo agradable», dijo el presidente de la filial española del grupo, que no fue más allá en sus comentarios. «Por ahora se nos ha comunicado como una intención», observó, para recordar a continuación que el proceso de instauración de esa tasa no ha concluido, pese a la aprobación del correspondiente anteproyecto por el Consejo de Ministro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los ingresos de Vodafone España caen el 7,3% entre octubre y marzo