La gran banca de EE.UU. ha perdido un 35% de su valor en cuatro meses

La crisis ha provocado en la primera potencia financiera del mundo la quiebra de 25 firmas en apenas un año


Ser accionista en uno de los grandes bancos de la primera economía financiera del planeta, la de Estados Unidos, supone irse a la cama cada día con algo menos de dinero en la cartera. Solo en los cuatro últimos meses, y después de una millonaria inyección de capital público, las cinco mayores firmas bancarias estadounidenses han perdido un 35% de su valor en bolsa. Y los expertos auguran que aún no ha tocado fondo. La crisis económica está laminando a los que hasta hace poco eran las primeras firmas mundiales por activos y por beneficios: Citi, Bank of America, Wells Fargo, US Bank y JP Morgan. Su valor en bolsa ha pasado, desde finales de noviembre hasta finales de marzo, de 377.128 millones de dólares a menos de 135.000. Han perdido el trono.

Si se amplía el espectro a los diez grandes, la caída sigue siendo sobresaliente: un 28,5% en un cuatrimestre. Ese desfondo es constante desde finales del 2007, pero los últimos cuatro meses son significativos porque el pasado otoño la Administración norteamericana concedió algo más de 181.500 millones de dólares (133.000 millones, en su conversión a euros) para entrar en el capital y auxiliar a las diez grandes firmas en forma de acciones preferentes. Es tanto dinero como el presupuesto de 11 años de Galicia. Pero ni con esas los bancos zombis logran revivir. «Hay una incertidumbre muy grande y cada semana quiebra algún banco pequeño», recuerda Julián Coca, de Inversis Banco.

«Está claro que la gran banca de inversión de Estados Unidos ha ocasionado esta gran crisis», apunta Miguel Córdoba Bueno, profesor de Economía en el CEU. Y ha de penar aún por ello. Desde inicios del 2008, han quebrado y desaparecido en Estados Unidos 25 bancos, «17 de ellos solo desde el comienzo de año», cifró la semana pasada Shelia Bair, vicepresidenta del organismo federal de depósitos bancarios (FDIC en sus siglas en inglés). Este fondo aumentó la cobertura hasta los 250.000 dólares por depositante; eran 100.000 antes de la crisis. Esta misma mandataria adelantaba que las quiebras de bancos en Estados Unidos costarán a ese fondo unos 65.000 millones de dólares durante los próximos cinco años. El curso anterior fueron otros 18.000 millones los que se emplearon de la bolsa de seguridad de depósitos. A juicio de esta directiva, solo un 2% de las firmas en ese país están mal capitalizadas.

Bajón en el ránking mundial

Sin embargo, hay grandes en apuros en su valor de mercado. Un informe de febrero de The Banker colocaba únicamente a cinco firmas estadounidenses entre las veinte más relevantes del planeta por lo que define como valor de marca (una combinación entre riesgo y capitalización). Citi ocupaba el segundo lugar en el 2008 y ha pasado al séptimo. No extraña: desde finales del 2008 hasta el pasado viernes, este otrora gigante ha perdido un 60% de su valor bursátil; un 87% atendiendo a lo que valía el 1 de enero del 2008. Junto a Capital One (otro 64% menos), US Bank y Bank of America, lidera el ránking de pérdidas.

La cara solo se advierte en los casos de Goldman Sach y Morgan Stanley, que se han apreciado más del 25%. No hay que olvidar que cada una de esas financieras recibió una inyección de 10.000 millones de dólares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La gran banca de EE.UU. ha perdido un 35% de su valor en cuatro meses