Un juez imputa a Bañuelos el uso de información privilegiada en la opa de Martinsa sobre Fadesa


El fundador de la inmobiliaria Astroc, Enrique Bañuelos, deberá responder en el juzgado de un presunto delito de uso de información privilegiada durante la opa que Martinsa lanzó sobre la inmobiliaria gallega Fadesa en septiembre del 2006.

El juez titular del Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona lo acusa directamente a él y a tres de sus colaboradores de haberse hecho con un beneficio de 3,5 millones de euros mediante una compraventa rápida de acciones, a sabiendas de cuándo y a qué precio compraría el empresario Fernando Martín la inmobiliaria fundada por el empresario gallego Manuel Jove.

Los otros tres imputados son la vicepresidenta de Abertis, Carmen Godia, por su condición de administradora de la sociedad G3T, que posee el 5% de las acciones de Astroc y pertenece al grupo BCN Godia; el director financiero de BCN Godia, Jorge Gracia Silvestre; y el abogado y apoderado del grupo, Javier Amat Badrinas, del bufete barcelonés Amat i Vidal-Quadras, según el auto.

El juez Juan Emilio Vilá los ha citado para el próximo 18 de marzo, tras la querella que fue presentada por la Fiscalía de Barcelona, dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Ayer, fuentes jurídicas negaron que la imputada Carmen Godia «sea socia ni administradora» de G3T y calificaron de «categóricamente falso» que haya adquirido acciones de Fadesa durante la oferta pública de adquisición de acciones.

El auto recoge que los días 26 y 27 de septiembre del 2006, García Silvestre, en nombre de BCN Godia, contrató con el BBVA una operación de equity swap sobre acciones de Fadesa a iniciativa de Carmen Godia. La operación se habría fraguado gracias a la información facilitada por Bañuelos respecto a la inminente opa de Martinsa sobre Fadesa, que finalmente se materializó el 28 de septiembre.

El entonces presidente de la inmobiliaria Astroc era conocedor de la operación porque previamente había intentado comprarle Fadesa a Manuel Jove, con la mediación del banco de negocios Morgan Stanley.

Jove rechazó la oferta

Mediante una conversación telefónica, Jove desestimó la oferta de Bañuelos y vendió sus acciones a Fernando Martín. La fiscalía sostiene que esa opa «supuso una revalorización, con un beneficio de 3,5 millones de euros» para las acciones de Fadesa de la que se beneficiaron supuestamente los imputados.

El juez también ha llamado a declarar al portavoz de Morgan Stanley.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un juez imputa a Bañuelos el uso de información privilegiada en la opa de Martinsa sobre Fadesa