«En esta crisis ha habido grandes fallos de regulación y supervisión»

Gil considera que hubo medidas que se deberían de haber tomado antes de que se agravara la situación económica, sometida también a una falta de transparencia


Con una actitud correcta y distante, propia de la que se le supondría a un subgobernador del Banco de España (y él lo fue entre el 2000 y el 2006), Gonzalo Gil acaba de incorporarse al consejo del Pastor. Aceptó el puesto por razones profesionales («es una entidad mediana, saneada, en la que conocía a gran parte del equipo directivo») y personales («el banco tiene mucha implicación con Galicia y yo también»). Su esposa tiene raíces gallegas y su vinculación con esta tierra le hizo poseer una casa familiar entre Portosín y Porto do Son.

-Hay dos tipos de crisis, la real y la financiera. ¿Están interrelacionadas?

-Sí, y la financiera hace que esa crisis real, vinculada con el sector inmobiliario, sea más grave. La primera no sé cuándo se resolverá, está en camino de hacerlo. Y el hecho de que se solucione no implica que la otra desaparezca, pero sí que tenga menos presión. Es importante que el crédito vuelva a fluir.

-¿Cuándo acabarán ambas?

-Todos los informes internacionales dicen que la financiera se prolongará, por lo menos, hasta finales del 2009 o principios del 2010. Son solo estimaciones, nadie lo sabe. La otra crisis, la real, en España empezó por el sector inmobiliario. Durante los últimos diez y doce años, todas las entidades financieras han ido invirtiendo muy fuerte en este mercado, y llegó un momento en que la situación explotó.

-¿El hipotecario es el único gran problema?

-El endeudamiento de nuestra economía es otro elemento que habrá que resolver en algún momento. Además, el nivel de productividad en España es demasiado bajo. Pero no solo existe la crisis de la vivienda. Hay más sectores afectados, y si no ¿por qué cierran las fábricas de coches? ¿Por qué hay despidos masivos en compañías de telefonía?

-Y en esa crisis que sufre la economía real, ¿en qué momento estamos?

-Es una pregunta muy difícil de responder. Irá más allá de la crisis financiera, porque es más complicada.

-¿El BCE y la Reserva Federal actuaron bien, tomaron sus decisiones a tiempo?

-Las crisis financieras se gestan, con un pliego histórico conocido, poquito a poco. Suelen iniciarse con una situación macroeconómica favorable. Y al final explotan. Pero en ese período intermedio es clave el papel de las instituciones reguladoras y de supervisión. En esta crisis financiera, que se inició en el año 2000, ha habido importantes fallos de regulación y supervisión. Sin embargo, no todos los supervisores actuaron igual. En Estados Unidos, donde han desaparecido los bancos de inversión que funcionaban desde 1934, ha habido graves errores. El contagio llegó a Europa, y es posible que también aquí haya habido fallos. Pero no todos los supervisores han actuado igual. El sistema español (y ustedes me dirán que qué voy a decir yo) ha funcionado bien, y mundialmente se le reconoce por su solvencia. Aquí no ha habido activos tóxicos. Además, la banca española tiene un punto fuerte: sus provisiones.

-Nada más estallar las «subprime», en agosto pasado, ¿no era el momento de tomar las medidas que se están adoptando ahora?

-Probablemente. Pero ha habido un problema muy serio de transparencia. Ningún banco o caja revelaba lo que tenía. En la primera fase de la crisis, que va desde agosto del año pasado hasta septiembre de este, hay un desconcierto sobre lo que estaba ocurriendo en EE.?UU. y el Reino Unido. Europa estaba distanciada del tema. Ante el problema no hubo una coordinación, quizá no se intentó, no se pudo, no sé... Hubo un retraso en abordar la situación. Mientras tanto, las entidades con problemas los fueron resolviendo como pudieron. Lo ideal hubiese sido una coordinación internacional. En septiembre saltó todo y la Reserva Federal empezó a resolver por sí misma su problema, caso a caso. En ese momento, los americanos dicen que hay que adoptar un plan con ayuda del Gobierno. Todo el mundo toma conciencia de que las entidades financieras no iban a ser capaces de resolver solas el problema. Ahora ya hay planes en los distintos países. ¿Esto se sabía en septiembre del 2007? El que diga que sí... ¿Se ha perdido el tiempo? Sí.

-Luego han ido apareciendo gurús.

-Siempre pasa. Las crisis están muy bien estudiadas. Todas. El único problema es que nunca sabemos cuándo explotan. Es cierto que sí hubo personas aisladas, académicos y profesionales de la Reserva Federal y de los bancos centrales, que veían que las subprime eran peligrosas.

-¿Hay alguna entidad bancaria española «tocada»?

-Primero, no lo sé porque llevo dos años y medio fuera del Banco de España [su período de incompatibilidad es de 24 meses], y hay un corte de información absoluto, como es lógico. Y segundo, no lo creo.

-¿Habrá fusiones?

-Puede haberlas, pero en este caso no tienen que implicar que las entidades que las lleven a cabo tengan problemas. Uniones siempre ha habido en tiempos de paz y en tiempos de guerra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«En esta crisis ha habido grandes fallos de regulación y supervisión»