Morgan Stanley evalúa una fusión con el banco Wachovia

El consorcio financiero británico Lloyds TSB se hará cargo del mayor banco hipotecario del Reino Unido, Halifax Bank of Scotland.


La crisis de los mercados financieros no se apaciguó más que momentáneamente con el rescate multimillonaro de la aseguradora AIG puesto en marcha anoche por el gobierno y la Reserva Federal, como lo indicó hoy una nueva baja de la Bolsa de Nueva York, cuyo índice Dow Jones volvió a caer más del 4 por ciento.

La serie de ventas forzadas de entidades financieras se multiplica, en desesperados intentos de los bancos acosados por la crisis por evitar la quiebra.

Morgan Stanley, el segundo banco de inversión más grande de Estados Unidos, evalúa una fusión con el banco Wachovia, para afrontar la creciente presión financiera a que se encuentra sometido, informó esta noche el diario «New York Times» en su versión online.

Washington Mutual (WaMu), la mayor caja de ahorro y préstamos de Estados Unidos, fuertemente afectada por la crisis crediticia, también se ofreció a la venta, según informó hoy tras el cierre bursátil el mismo medio.

El consorcio financiero británico Lloyds TSB, en tanto, se hará cargo del mayor banco hipotecario del Reino Unido, Halifax Bank of Scotland (HBOS), cuyas acciones perdieron el 70 por ciento de su valor desde la quiebra de Lehman Brothers, según acordaron hoy los directorios de ambas entidades, informó la BBC.

El también británico Banco Barclays confirmó hoy por su parte que se hará cargo de algunas de las principales actividades del quebrado banco de inversión estadounidense Lehman Brothers a cambio de mil millones de libras esterlinas (unos 1.750 millones de dólares).

Las acciones de Morgan Stanley registraron hoy nuevamente fuertes pérdidas, cerrando en la Bolsa de Nueva York con una caída del 24 por ciento a 21,75 dólares por unidad, tras experimentar temporariamente bajas de hasta el 40 por ciento con respecto al cierre de ayer. El banco perdió más del 60 por ciento de su valor bursátil desde principios de año.

Un ejecutivo de Wachovia, cuarto en el ránking bancario estadounidense, habría hablado hoy por teléfono con el CEO de Morgan Stanley, John Mack, para informarle sobre su interés por acordar una fusión, señaló el «New York Times».

Morgan Stanley es, junto a Goldman Sachs, uno de los dos bancos de inversión independientes que subsisten en Estados Unidos. El superávit de Morgan Stanley al término del último trimestre, alcanzó los 1.400 millones de dólares, apenas un ocho por ciento menos que en el mismo período de 2007. Los expertos esperaban un resultado peor.

También por Washington Mutual ya se habrían iniciado negociaciones para su venta. Entre los interesados se cuentan el banco británico HSBC así como los estadounidenses J.P. Morgan Chase y Wells Fargo, señaló el «NYT». También Citigroup había mostrado interés en el WaMu, reveló por su parte el «Wall Street Journal».

Hace una semana que la caja de ahorro y préstamo se encuentra bajo control de las autoridades de supervisión debido a sus pérdidas multimillonarias. La crisis de WaMu se agudizó luego por una drástica caída de las acciones, que hoy registraron una baja de más del 13 por ciento y se ubicaron en sólo 2,01 dólares por acción.

En cambio ya estaría cerrada la adquisición de HBOS por parte de Lloyds, con una valuación de las acciones del banco hipotecario a 232 peniques (4,22 dólares) por unidad, señaló la BBC, agregando que la comunicación oficial recién se hará mañana.

La delicada situación financiera de HBOS había despertado temor de una bancarrota hace ya varios meses. Por eso se promovieron negociaciones de fusión desde las más altas esferas políticas en Londres. El gobierno británico estaría también dispuesto a colaborar en la superación de eventuales objeciones de las autoridades defensoras de la competencia.

La fusión dejará un nuevo gigante mundial de las finanzas con un precio de mercado cercano a los 38.000 millones de euros (54.000 millones de dólares), con una posición dominante en la financiación de la construcción y las cuentas corriente y de ahorro en el Reino Unido.

Lloyds y HBOS suman más de 3.000 filiales y 38 millones de clientes. HBOS es el mayor financista de la construcción residencial del Reino Unido con un 20 por ciento del total. Lloyds TSB lidera el segmento de cuentas y se mantiene relativamente a salvo de la crisis crediticia por su cautela a la hora de conceder hipotecas. Cada compañía emplea a unas 70.000 personas, pero se anticipa que la fusión llevará a despidos.

Las acciones de HBOS se derrumbaron el martes un 40 por ciento antes de recuperarse entre tanto por la noticia de la fusión. Los beneficios de HBOS cayeron en el primer semestre del año un 70 por ciento a 848 millones de libras esterlinas (1.515 millones de dólares).

El número de grandes bancos británicos quedará reducido de cinco -junto al HBOS y al Lloyd: Barclays, HSBC y el Royal Bank of Scotland- a cuatro.

Barclays compró la división de inversiones North American de Lehman por 250 millones de dólares y las oficinas neoyorquinas más dos centros de cálculo del malogrado banco por 1.500 millones de dólares. El acuerdo debe ser aprobado por el tribunal que lleva el proceso de insolvencia de Lehman.

«Tenemos la oportunidad de prolongar el crecimiento y desarrollo de nuestro mercado para banca de inversión y franquicias de mercados de capitales en Estados Unidos con una de las instituciones financieras líderes del mundo», se entusiasmó David McDade, director ejecutivo de operaciones de Lehman Brothers. Un analista londinense estimó que para Barclays se trata de una «oportunidad única».

El acuerdo, con el que Barclays se mantiene al margen de las inversiones con dudoso respaldo inmobiliario que forzaron la caída de Lehman, permitirá preservar unos 10.000 puestos de trabajo. Sin embargo, los 5.000 trabajadores de Lehman en el Reino Undio no se beneficiarán de esta operación.

En la Bolsa de Nueva York, el Índice Dow Jones cayó hoy un 4,06 por ciento, para ubicarse en los 10.609,66 puntos. El índice S&P-500 disminuyó un 4,71 por ciento hasta las 1.156,39 unidades, mientras que el Nasdaq sufrió la peor caída al reducirse en un 4,94 por ciento a 2.098,85 puntos.

Tras el rescate de AIG por la Fed con un crédito de 85.000 millones de dólares, las acciones de la aseguradora perdieron más del 45 por ciento de su valor y se ubicaron en los 2,05 dólares.

A pesar de registrar mejores resultados trimestrales de lo esperado, también cayeron las acciones de Goldman Sachs, un 14 por ciento a 114,50 dólares. Además de los valores financieros, las acciones tecnológicas también cayeron.

El precio del oro registró la mayor alza en un día. El precio de una onza fina subió en el comercio electrónico hasta un 11,6 por ciento a 870,90 dólares. Los mercados de rentas fueron más estables.

Los papeles estatales estadounidense a diez años se incrementaron casi medio punto. El euro subió a 1,4345 dólares, después de los 1,4143 dólares del día anterior.

El retroceso de Wall Street en su apertura fue suficiente para que los principales índices europeos, que habían estado ganando en torno al 1 por ciento durante las horas anteriores, volviesen a los números rojos. El FTSE de Londres, que estuvo toda la jornada pendiente de una fusión de HBOS y Lloyd, capitaneó las pérdidas con un 2,25 por ciento.

El Ibex 35, que la víspera fue el único europeo que no cerró en rojo, aunque por poco (+0,11 por ciento), acabó hoy la jornada en Madrid con pérdidas del 2,29 por ciento, de nuevo por debajo de los 11.000 enteros con un mínimo anual con 10.661,40 puntos. El CAC de París se dejó un 2,14 por ciento y el el Dax de Fráncfort, un 1,75 por ciento.

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que la economía de su país no permanecerá indemne a las últimas turbulencias en los mercados financieros. «Está claro que una economía abierta como la alemana no podrá permanecer totalmente inmune», dijo la jefa de gobierno. Hasta ahora, sin embargo, los efectos de la crisis internacional han sido sólo «moderados» en Alemania, agregó.

En tanto las bolsas más importantes de Moscú, la RTS, que llegó a caer un 6,04 por ciento, y el MICEX, suspendieron hoy temporariamente sus negocios para evitar caídas aún más fuertes que las sufridas.

Los títulos más afectados por este derrumbe fueron sobre todo las acciones de los bancos. A última hora de la tarde, poco antes del cierre, el MICEX retomó sus actividades.

Según Interfax, numerosos bancos pequeños y medianos rusos sufren de graves problemas de liquidez. El Ministerio de Finanzas ruso anunció que colocará mañana recursos federales por el equivalente a casi 10.000 millones de euros para respaldar al mercado financiero.

El martes había aprobado una ayuda por 475.000 millones de rublos (13.200 millones de euros).

Las bolsas de México, Buenos Aires y Sao Paulo registraron hoy fuertes caídas en consonancia con la crisis de los mercados internacionales.

La Bolsa mexicana tuvo hoy el segundo mayor retroceso de 2008 al caer un 4,72 por ciento, mientras que la Bolsa de Valores de Sao Paulo volvió a desplomarse al cerrar con una baja del 6,74 por ciento una jornada en la que la moneda brasileña se depreció fuertemente frente al dólar. La Bolsa de Comercio de Buenos Aires cayó de nuevo un cinco por ciento.

La caída de hoy del índice paulista Bovespa elevó al 29,1 por ciento las pérdidas acumuladas por la bolsa paulista en lo que va del año. Tan sólo en los primeros 17 días de septiembre, esas pérdidas llegan al 17,55 por ciento. La tensión también se reflejó en el mercado de cambio, en el que una salida significativa de capitales extranjeros hizo elevarse en un 2,41 por ciento la cotización del dólar estadounidense, que cerró en la marca de 1,8660/1,8680 reales, en su nivel más alto desde septiembre del año pasado.

Las bolsas asiáticas registraron igualmente hoy una caída generalizada. El índice Shanghai Composite, perdió un 2,9 por ciento y cerró en su nivel más bajo de los últimos 22 meses. El Bank of China y el China Merchants Bank sufrieron especial presión a causa de los rumores sobre sus supuestas inversiones en bonos en Lehman Brotrhers, por 50 y 70 millones de dólares respectivamente.

En Hong Kong, las acciones retrocedieron un 3,63 por ciento, atenuando ligeramente la caída del martes, del 5,4. En Bangkok, el índice Stock Exchange of Thailand cedió un 3,2 por ciento por la venta de acciones bancarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Morgan Stanley evalúa una fusión con el banco Wachovia