El cerco de Portosín denuncia que se sigue pescando con explosivos

La cofradía sonense trasladó los hechos a la Consellería de Pesca para que adopte las medidas oportunas


Llega el buen tiempo y también las celebraciones. O eso al menos es lo que piensan los armadores del cerco de Portosín, que aseguran haber escuchado en alta mar en los últimos días un sinfín de detonaciones procedentes de cerqueros del sur que utilizan dinamita para pescar sardina. Esta situación no es nueva, pues según fuentes de la cofradía, todos los años al llegar la primavera comienza en la plataforma gallega un continuo rosario de explosiones que imitan los fuegos de las fiestas patronales. Pero el colectivo de esta localidad coruñesa no piensa quedarse de brazos cruzados y volverá a denunciar a todos los infractores que traspasen la raya de la legalidad.

La cofradía denunció que en la madrugada de ayer algunos barcos cerqueros de la localidad y otros de artes menores de la zona escucharon fuertes explosiones en la zona comprendida entre el faro de Corrubedo y el lugar conocido como Baía, a la altura del castro de Baroña.

Pero esta situación no es nueva. El patrón mayor, Eduardo Carreño, dijo que el lunes también tuvieron conocimiento de hechos similares. Y que la semana pasada, el área comprendida entre Portosín y Ribeira fue una verbena por la gran cantidad de detonaciones que se escucharon, según fuentes del pósito.

Los armadores sonenses apuntan sus dedos acusadores hacia embarcaciones del sur. Creen que los responsables son barcos que permanecen varios meses amarrados en invierno o que faenan con otras artes y que aprovechan la campaña de la sardina para dedicarse a capturar esta especie con dinamita. Otro de los motivos por los que realizan estas actividades ilícitas es que no disponen de los sistemas modernos que tienen los cerqueros sonenses para dar con los bancos de pescado.

Desde el pósito insisten en que no permitirán que se vuelvan a esquilmar las aguas gallegas. Aseguran que lucharán a brazo partido para erradicar esta ilegalidad y ya han puesto los hechos en conocimiento del Servizo de Gardacostas de Galicia para que tome cartas en el asunto. A pesar de su denuncia, «aínda non vimos que aumentara a vixilancia no mar», reconocen desde la entidad marinera.

Empeoramiento

Hace unos tres años, sus quejas llegaron hasta el Parlamento Europeo. Ahora están dispuestos a recorrer el mismo camino, porque creen que «é a única institución que ata o de agora nos fixo caso», aseguran.

Lo que más fastidia a los cerqueros sonenses es que «os dinamiteiros do mar» esperan a que ellos regresen a puerto para descargar sus capturas y echar los explosivos. La situación puede empeorar en los próximos días, pues más de la mitad de la flota de Portosín está amarrada a puerto como medida de protesta por la falta de ayudas por no participar en la costera de la anchoa. Los armadores temen que al no estar ellos en el mar, el uso de dinamita aumente considerablemente.

Daños al caladero

El pósito reclama a las autoridades competentes que pongan fin a esta situación, pues están convencidos de que si no se toman las medidas oportunas, pueden subir hasta Camariñas para pescar de forma ilegal. El patrón mayor comentó que son unas pocas naves las que están pescando de forma delictiva, pero las suficientes para esquilmar un caladero que costó trabajo recuperar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El cerco de Portosín denuncia que se sigue pescando con explosivos