Martinsa-Fadesa refinancia sus 5.100 millones de deuda y se compromete a vender activos


Tras duras negociaciones que se prolongaron hasta ayer, el equipo directivo de Martinsa-Fadesa ha logrado alcanzar un acuerdo para la refinanciación de la deuda de la compañía que se sitúa en 5.100 millones de euros. En el escueto comunicado de la empresa que preside Fernando Martín no se da ningún tipo de detalle, limitándose a indicar que el acuerdo «deberá ser plasmado en los correspondientes documentos modificatorios del contrato de financiación».

Distintas fuentes confirmaron que el presidente de la inmobiliaria ha conseguido un plazo de cinco años para amortizar la deuda, y no pagará el principal en los tres próximos años. El tipo aplicado oscilará entre el euríbor más 1,75 y 3,5 puntos, coste que dependerá del tramo del que se trate. Pero en cualquier caso, no superará nunca la última de estas cifras.

El acuerdo, que fue calificado como «muy complicado» por fuentes próximas a la negociación, podría dar preferencia de cobro a los fondos de inversión que tenían parte de la deuda, e incluye también el compromiso por parte de Fernando Martín de vender una parte de los activos de la inmobiliaria.

Martinsa-Fadesa hizo público el pacto poco después de las seis de la tarde, cuando la Bolsa ya había cerrado. Al final de la sesión los títulos de la compañía subieron un 3,3%, con lo que cerraron a 20,40 euros.

Desde que Fernando Martín compró Fadesa no había parado de negociar con los bancos. Pero las conversaciones se intensificaron más si cabe desde el pasado día 17, cuando tenía que haber hecho efectivo un pago de 362 millones de euros. El día 26 la compañía anunció que se había alcanzado un preacuerdo con todas las entidades para refinanciar el total de la deuda, incluidos los fondos de inversión que antes de conceder una nueva prórroga para afrontar los pagos querían recibir más información. Pero lo cierto es que ese preacuerdo encontró varios escollos.

El principal bloqueo del pacto fue, según explican fuentes próximas a la negociación, el que directa e indirectamente aplicaron Morgan Stanley y los fondos de inversión a los que le vendió parte de la deuda y que están dentro de su órbita.

Las entidades financieras nacionales, sobre todo aquellas sobre las que recaía una deuda mayor, fueron las más proclives a ayudar a Fernando Martin. En concreto, Cajamadrid y La Caixa, que asumían en torno a 1.500 millones. Estas y el resto de los bancos y cajas de ahorros españoles ejercieron una dura presión frente a Morgan Stanley y los fondos para que cerraran definitivamente el pacto de refinanciación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Martinsa-Fadesa refinancia sus 5.100 millones de deuda y se compromete a vender activos