Los privilegios dados a los fondos extranjeros frenan el pacto en Fadesa


Los privilegios concedidos a los fondos de inversión extranjeros son la clave para que el equipo directivo de Martinsa-Fadesa no haya alcanzado por el momento un acuerdo definitivo con las entidades financieras para refinanciar su deuda de 5.100 millones de euros. Sí se alcanzó un «preacuerdo base» sobre «el que se sigue negociando», informaron fuentes conocedoras del proceso, quienes calculan que se podría «cerrar en los próximos días», aunque descartan realizar una mayor concreción o confirmar «si será en esta semana», tal y como se indicaba en la comunicación remitida por Martinsa-Fadesa el miércoles a la CNMV.

El principal escollo es que la banca estaba dispuesta a que los fondos que detentan en torno a los 300 millones de deuda tuviesen «privilegios preferentes para el cobro del crédito», pero se oponía a que los mismos beneficios los tuviese Morgan Stanley, el cual, con unos 600 millones de deuda, así lo reclamaba. Esta exigencia no es aceptada por parte del resto de la banca extranjera (en la que aparece una entidad japonesa), negativa a la que se sumaron también las entidades nacionales.

Las mismas fuentes próximas a la negociación confirmaron que algunos de los «flecos» que el portavoz de Martinsa-Fadesa aseguraba que todavía quedaban ayer para cerrar el acuerdo definitivo se relacionan con este problema. «Se sigue negociando. Pero ahora tiene que ser Morgan el que rebaje sus exigencias», argumentaba la misma fuente.

Morgan, que ha optado por no dar ningún tipo de información, está en el grupo que había impulsado el crédito sindicado, en el que estaban también Ahorro Corporación, La Caixa y Caja Madrid. La cantidad que Martinsa-Fadesa adeuda a estas dos últimas entidades se sitúa en los 1.500 millones de euros.

«Se apurará hasta el último minuto para cerrar la negociación que parte de ese preacuerdo», explicaba la misma fuente, quien entendía que sí es posible que el pacto, que tienen que ratificar un total de 35 instituciones financieras, salga adelante.

La Bolsa española parece que ya lo dio por hecho. En los dos últimos días la cotización de la compañía subió prácticamente un 8%, tras registrar ayer una revalorización del 4,4%. Al final de la sesión las acciones cerraron a 20,10 euros por título.

La dirección de Martinsa-Fadesa comunicó ayer a la CNMV que, previsiblemente, celebrará junta general de accionistas el próximo 27 de junio.

En la sede central de la inmobiliaria en A Coruña los trabajadores tan solo tienen constancia de la actual situación de la empresa a través de lo que difunden los medios de comunicación. Algunos de sus representantes confirmaron que el goteo de empleados que se marchan de la compañía todavía continúa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los privilegios dados a los fondos extranjeros frenan el pacto en Fadesa