El 80% de los surtidores de Galicia ya venden más caro el litro de gasoil que el de gasolina


El 80% de las estaciones de servicio de la comunidad autónoma gallega, que en su mayoría están en manos de dos operadores (Repsol y Cepsa), comercializaban ayer el litro de gasoil más caro que el de gasolina.

Según los datos aportados por el Ministerio de Industria, el precio medio del carburante de 95 octanos se situaba en 1,13 euros, un céntimo por debajo del coste del combustible utilizado para alimentar los motores diésel. La fuerte escalada de los carburantes, cuyo fin todavía no se vislumbra, no solo ha dejado el precio de venta en máximos históricos, sino que ha traído consigo un elemento nuevo: el litro de gasoil, tradicionalmente más barato, ha superado al de la gasolina convencional. En algunos surtidores de la comunidad autónoma el diésel se vendía ayer a la cifra récord de 1,15 euros, un 25% más caro que hace solo un año.

Esto significa que un ciudadano que posea un coche de gama media, por ejemplo, necesita pagar ahora 12 euros más que en marzo del 2007 para poder llenar el depósito de su vehículo. La ciudadanía, en su gran mayoría, se pregunta qué es lo que explica el fuerte encarecimiento del diésel en relación a las gasolinas. El director general de la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos, Álvaro Mazarrasa, sostiene que un factor trascendental ha sido el desequilibrio entre la oferta y la demanda como consecuencia de los cambios en el parque automovilístico. A comienzos de los años noventa, por ejemplo, solo diez de cada cien coches se alimentaban con gasoil. Esa proporción se ha invertido. El 70% de los vehículos funcionan ahora con este combustible.

Obligados a importar

«España tiene refino de gasolina y exporta el producto, pero en el gasoil ocurre al revés, estamos obligados a importar. Eso, en el actual contexto internacional y con mayor circulación de coches diésel, explica que un carburante haya desbancado al otro en precio», puntualiza Casto Bravo, presidente de la Confederación Española de Estaciones de Servicio (Cees).

Las cotizaciones internacionales del gasoil han superado por vez primera en la historia los mil dólares por tonelada, lo que explica el fuerte encarecimiento de este combustible.

La hiperinflación de los carburantes sacude con especial intensidad a las economías domésticas. Los sueldos medios de los gallegos son un 15% inferiores a los del conjunto del del país, pero el precio de la gasolina en la comunidad gallega es entre uno y dos céntimos más caro que en el resto de España, en parte, por el céntimo sanitario. Ningún surtidor gallego está entre los 20 más baratos del país, tal y como revela la información que aporta cada día el Ministerio de Industria.

El mercado gallego se caracteriza, además, por la ausencia total de competencia porque la gran parte de los surtidores se hallan en manos de dos operadores. Por ejemplo, en el municipio A Coruña, ayer, diez de las quince gasolineras ofrecían más caro el diésel que la gasolina y tres tenían ambos carburantes a un valor casi idéntico. Los precios de ambos combustibles eran muy similares en casi todos los surtidores, con variaciones imperceptibles.

El caso de la capital gallega es todavía mucho más esclarecedor: todas las gasolineras ubicadas en el ayuntamiento de Santiago comercializaban ayer el litro de 95 octanos al mismo precio: 1,13 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El 80% de los surtidores de Galicia ya venden más caro el litro de gasoil que el de gasolina