El norte de Portugal triplica su oferta de suelo para atraer inversión gallega

ECONOMÍA

Entre el 2008 y el 2011 habrá operativas cuatro plataformas logísticas y seis parques más en un radio de cien kilómetros

17 feb 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Trece municipios de la región norte de Portugal concentran la mayor oferta de suelo industrial de nueva creación lanzada hasta ahora por el país vecino con la intención de captar el asentamiento de empresas gallegas.

Los cinco millones de metros cuadrados que ya existen en los ayuntamientos fronterizos situadas en la zona del Alto Miño se verán triplicados en el período 2008-2001 con la construcción de 11 millones de metros cuadrados, entre parques industriales de nueva creación, ampliación de algunos existentes (todos ellos promovidos por la iniciativa privada) y la instalación de cuatro plataformas logísticas a lo largo del eje Valença y Oporto, incluidas en el plan nacional del Ministerio das Obras Públicas de Portugal.

El éxito de ocupación logrado en los polígonos fronterizos de Vilanova de Cerveira, Valença (donde la mitad de las empresas instaladas son gallegas) o Viana do Castelo es, para los promotores lusos, una garantía que avala la inversión en los nuevos proyectos.

Si los planes portugueses no sufren retrasos, el país vecino competiría en el plazo de cuatro años con Galicia con cierta ventaja, ya que la Consellería de Vivenda e Solo mantiene su objetivo de habilitar hasta 40 millones de metros cuadrados de nuevo suelo industrial en la comunidad gallega en el horizonte del año 2016.

Esta cifra de superficie de nueva planificación multiplicaría por cinco el mapa actual de parques industriales gallegos, que a principios del año 2007 sumaban poco más de diez millones de metros cuadrados, lo que no solo precipitó la fuga de empresas que necesitaban parcelas para su expansión al otro lado de la frontera, sino que desvió inversiones de multinacionales que en un principio estaban pensadas para Galicia.