Zapatero niega haber hablado con Sarkozy del interés de EDF por desembarcar en Iberdrola


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negó ayer que el presidente francés Nicolas Sarkozy le hablara de una posible oferta del grupo francés EDF por la eléctrica Iberdrola. Solo reconoció estar al corriente del interés manifestado por el gigante galo, «al igual que por muchas otras empresas europeas» por entrar en el mercado eléctrico español.

No obstante, el jefe del Ejecutivo dejó caer que «toda operación ha de hacerse con arreglo a las reglas», y apuntó que «si hay un buen entendimiento, todavía mejor». Fuentes oficiales galas se apresuraron a puntualizar, tras el encuentro en la cumbre de los mandatarios de los dos países, que EDF -sociedad de mayoría estatal- no actuará sin la bendición del Gobierno español.

Zapatero también precisó que, en el caso de que EDF promoviera una operación concreta sobre Iberdrola, las autoridades reguladoras la examinarán, en los términos que determina la ley. Pero, sobre todo, el presidente del Ejecutivo se mostró especialmente interesado en afirmar que Iberdrola no es una pieza de canje. La interconexión eléctrica prevista entre Francia y España -una urgencia de la red española, que tropieza con la resistencia de las autoridades locales al otro lado del Pirineo-, se realizará «independientemente» del interés de EDF en el mercado español. Se trata de una «necesidad vital» para España, y en particular para Cataluña.

Conexión con Francia

Durante la reciente cumbre francoespañola, celebrada el 10 de enero en París, Sarkozy y Rodríguez Zapatero se comprometieron a concretar antes del 30 de junio este proyecto de interconexión eléctrica entre Figueras (España) y Perpiñán (Francia), con un eventual enterramiento de una parte de la línea.

Mientras tanto, el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, aseguró ayer que no es partidario de «una operación que venga a trocear» a Iberdrola y «a hacerla no española», en relación a la posible opa que la eléctrica francesa EDF y la constructora española ACS podrían lanzar sobre ella. Fermoso recordó que la entidad que preside entró en el accionariado de Iberdrola en el primer trimestre del 2004, con un compromiso compartido con las seis cajas de ahorros de Castilla y León en una operación presencia que la Junta «alentó e incentivó». En ese momento, las seis entidades adquirieron el 2% del capital de Iberdrola, pero Caja Duero ha continuado incrementando su presencia hasta poseer en la actualidad el 0,78%, porcentaje que en el 2006 le reportó unos beneficios de nueve millones de euros; y de 14, en el 2007.

Ayer, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pidió ayer al Gobierno que defienda las leyes de mercado y de competencia europeas ante la posible compra de Iberdrola.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Zapatero niega haber hablado con Sarkozy del interés de EDF por desembarcar en Iberdrola