Galicia estrena el primer parque eólico capaz de extraer hidrógeno

Si el ensayo funciona, la Xunta planea construir en la comunidad una gran planta generadora de esta energía limpia


Que el hidrógeno es una de las energías más limpias y con un mejor futuro es algo ya unánimemente aceptado por científicos de todo el mundo. Pero lo caro de su obtención sigue siendo un problema sin resolver a estas alturas. El hidrógeno solo es extraíble a partir de otros combustibles tradicionales (una solución poco equilibrada por la dependencia que tendría del petróleo, el carbón o el gas natural); o a partir del agua. Este segundo proceso, al menos por ahora, resulta demasiado caro, por la gran cantidad de energía que se consume durante la electrólisis. Sin embargo, parafraseando a Bob Dylan, la respuesta podría estar en el viento. Así lo creen al menos la Xunta de Galicia y Gas Natural, que el pasado diciembre culminaron una inversión de casi dos millones de euros en el parque eólico de Sotavento. Allí tendrá lugar en muy pocos días el inicio de un experimento pionero en todo el mundo. Únicamente una isla noruega ensayará un sistema similar de extracción y almacenamiento de hidrógeno a partir de la energía del viento.

La intención es comprobar, a pequeña escala, si es posible aprovechar la energía de los molinos de viento para obtener hidrógeno del agua, almacenarlo y después quemarlo para producir electricidad. Esta nueva fuente de energía será aprovechada para cubrir los huecos de tensión del parque eólico o incluso para verter en la red eléctrica.

Antoni Juliá, director técnico del proyecto y responsable de programas de I+D de Gas Natural espera que el experimento funcione. La elección de Galicia, realizada hace ya más de dos años, respondió a la gran experiencia de la región en la extracción de energía eólica y a la existencia de un parque como el de Sotavento, situado en uno de los mejores corredores del viento europeos, que tiene un carácter netamente experimental y, por tanto, apto para este tipo de ensayos.

La Consellería de Industria, que seguirá de cerca la evolución del proyecto, sostiene que el objetivo final será la construcción de una gran planta gallega de generación de hidrógeno, la primera de estas características que se instalaría en España.

La primera estación de hidrógeno de España se creó en Madrid, después de que en el 2002 la empresa municipal de transportes (EMT) decidiese adquirir una flota de autobuses que usa este tipo de combustible. Una sociedad formada entre Gas Natural, Repsol YPF y Air Liquide, que se denominó EsH2, creó la mayor estación de hidrógeno española. En todo el mundo se producen ya 500.000 millones de Nm3 de hidrógeno cada año, pero solo un 4% de la producción mundial se realiza mediante el proceso de electrólisis, debido a su alto coste.

Esa es, precisamente, la importancia del experimento gallego. Lograr una producción eficaz de hidrógeno, a un coste moderado y con una posibilidad de uso inmediata para los propios parques eólicos, que podrían corregir así los parones del viento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Galicia estrena el primer parque eólico capaz de extraer hidrógeno