Enagás separa su negocio de la actividad de gestión del sistema


Enagás ha puesto en marcha una nueva estructura organizativa con la que cumple los requisitos de la nueva ley del sector, que le obliga a separar orgánica y funcionalmente las actividades de gestor y transportista del sistema gasístico. Así, la compañía que preside Antonio Llardén ha creado la Dirección General de Operación y Gestión Técnica del Sistema, en la que ha puesto al frente al ingeniero naval Javier González Juliá, quien inició su carrera profesional en Astano.

González Juliá, que desde el 2001 era director de Operación de Enagás, asumirá las funciones de planificación, gestión de la capacidad, programación, operación, repartos y balances del sistema gasista español, tras ser nombrado a propuesta de Llardén y con el visto bueno del Ministerio de Industria.

La nueva ley del sector limita las posibilidades de influencia de las empresas sobre el gestor técnico del sistema, ya que establece que ninguna persona física o jurídica podrá participar directa o indirectamente en su accionariado en una proporción superior al 5% del capital ni tampoco ejercer derechos políticos por encima del 3%, un porcentaje que se rebaja al 1% cuando se trata de accionistas que participan en el negocio del gas o que tienen más de un 5% de presencia en empresas gasistas.

Limitaciones

Además, establece que las compañías del sector no podrán controlar en conjunto más del 40% del capital. Con los cambios de regulación, el Gobierno dio respuesta a las demandas de las firmas del sector, que criticaban que Enagás -propietaria de las plantas de regasificación de Barcelona, Huelva y Cartagena- fuese juez y parte en el sistema. De hecho, cuando se convirtió en el gestor, en el año 2000, la ley le permitía estar controlado hasta en un 35% por una sola empresa.

La normativa de hidrocarburos aprobada el pasado julio, también impide a la compañía comercializar gas. La empresa celebrará el próximo día 31 una junta extraordinaria para incluir los cambios aprobados en sus estatutos.

La firma ha potenciado las direcciones encargadas de las inversiones para garantizar el cumplimiento del Plan Estratégico 2007-2012, que refleja inversiones récord superiores a los 4.000 millones de euros, y para asegurar la continuidad del esfuerzo inversor hasta el 2017, último año de la planificación energética que ultima el Gobierno. Es en esta última programación donde se incluirá el nuevo gasoducto entre Galicia y la Meseta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Enagás separa su negocio de la actividad de gestión del sistema