Red Eléctrica y Enagás tendrán que invertir 9.000 millones hasta el 2017


La planificación energética de las infraestructuras de gas y electricidad para el período 2008-2017 es muy ambiciosa y exigirá un notable esfuerzo inversor a Red Eléctrica y Enagás, cifrado en unos 9.000 millones de euros para cada una de ellas, concretó el secretario general de Energía, Ignasi Nieto, durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso. Éste explicó que las estimaciones de demanda y la estructura de generación previstas requieren plantas de ciclo combinado de arranque rápido, una red gasista muy mallada y flexible y más almacenamientos subterráneos.

Enagás tendrá que invertir del orden de 900 millones de euros anuales durante una década, cuando ahora está en 400 millones por año y en anualidades anteriores apenas destinaba 200 millones.

Red Eléctrica, por su parte, ha previsto este año una inversión de 700 millones, y en ejercicios precedentes el desembolso se reducía a 400 millones de euros.

El secretario general de la Energía comentó que los consumidores domésticos ya están recibiendo estos días, junto con la factura del gas, una comunicación que les da cuenta de la plena liberalización de este sector el próximo 1 de julio.

Los usuarios pueden optar por permanecer con la misma compañía y acogerse a la tarifa llamada «de último recurso», o cambiarse a cualquiera de los cinco comercializadores autorizados. En la práctica, si se mantienen a tarifa con su suministrador actual pagarán lo mismo, mientras que pueden beneficiarse de las ofertas que están lanzando otras compañías competidoras.

Déficit

Ignasi Nieto explicó, además, que la subida de la tarifa eléctrica en la misma proporción que la inflación durante los próximos años -tal como anunció el ministro de Industria, Joan Clos- será suficiente para enjugar el tradicional déficit de generación eléctrica (diferencia entre ingresos y reconocimiento de costes).

El secretario general estimó que el déficit de tarifa de este año rondará los 1.000 millones de euros -la tercera parte del incurrido en el 2006-, porque se han producido una serie de ahorros (racionalización de las primas del régimen especial, internalización por las compañías de algunos costes asociados a la nuclear, reforma del sistema de garantía de potencia) y los precios del mercado mayorista se han moderado porque la climatología ha permitido el funcionamiento de las instalaciones hidráulicas.

El precio del megavatio por hora estaba la pasada semana en 38 euros, y ronda una media anual de 40 euros, cuando en el 2005 se disparó por encima de los 60, evocó. El déficit de tarifa -que ahora se reconoce previamente pero se limita a las actividades reguladas-, se eliminará en el plazo de dos a tres años, anunció Nieto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Red Eléctrica y Enagás tendrán que invertir 9.000 millones hasta el 2017