Enagás se compromete a acabar el nuevo gasoducto gallego en el 2013

El presidente de la compañía asegura que, técnicamente, la regasificadora gallega es «necesaria»


El presidente de Enagás, Antonio Llardén, se comprometió ayer con el jefe del Gobierno gallego, Emilio Pérez Touriño, a que el nuevo gasoducto que unirá la comunidad con Madrid entre en funcionamiento entre el 2012 y el 2013. Se trata de una infraestructura cuya construcción ha propuesto al Ministerio de Industria y que será incluida en la planificación energética nacional para el período 2007-2016. Llardén transmitió a Touriño su compromiso de acelerar al máximo este nuevo conducto y anunció que, una vez que se apruebe la planificación estatal, lo que se espera para fin de año, presentará el proyecto de ejecución y comenzará de inmediato con los trámites preceptivos.

El nuevo gasoducto se iniciará en Guitiriz y atravesará Lugo, Ponferrada y Zamora antes de desembocar en Algete (Madrid). Canalizar el conducto a través de los 550 kilómetros por los que discurrirá costará unos 400 millones de euros, 70 de ellos en el tramo gallego, explicó ayer el gestor técnico del sistema. Está previsto desarrollar su ejecución en cuatro tramos. Esta infraestructura «aumentará la seguridad del suministro» y abrirá mercado para la planta de Reganosa, que podrá vender a nuevos ciclos combinados como el de Endesa en Ponferrada.

El presidente de la Xunta se congratuló de la concreción de «unha obra que, como tantas, faltaba en Galicia», un nuevo tendido que calificó de «autovía do gas».

Sin embargo, en el encuentro celebrado en Santiago, Antonio Llardén no hizo alusión a otra de las peticiones que había formalizado la Xunta para el desdoblamiento del actual gasoducto gallego, que arranca en Tui y después de discurrir por Pontevedra, Santiago, Vilalba y Ribadeo finaliza en la localidad asturiana de Llanera. La documentación entregada por Enagás tras el encuentro refleja que no ha solicitado la inclusión de esta obra en el plan estatal y tampoco la duplicación de la capacidad de regasificación de la planta gallega.

Llardén aseguró que, desde el punto de vista técnico, la planta de Reganosa es «necesaria» para el sistema. Aseguró que, si bien el pasado año el consumo de gas en Galicia fue de 6.300 gigavatios por hora, este año rondará los 17.000 cuando empiecen a funcionar las terminales de ciclo combinado de Endesa en As Pontes y de Fenosa en Sabón. Ambas plantas han comenzado a probar sus sistemas, aunque aún no han iniciado la producción de energía eléctrica con gas.

Retiradas las denuncias

Reganosa retiró ayer las denuncias que había presentado por el bloqueo a tres barcos cargados de gas con destino a su planta en la ría de Ferrol. La compañía presentó a última hora de la mañana en un juzgado ferrolano un escrito en el que renuncia formalmente a la acción penal por los sucesos.

Mariscadores de la Cofradía de Pescadores de la ciudad y miembros del Comité de Emerxencia de la Ría de Ferrol impidieron, a bordo de pequeñas embarcaciones, que entrara los días 7 y 8 de mayo el Galicia Spirit en la planta; el Mourad Didouche , el 29 de ese mismo mes, y el pasado 17 de agosto, el Akwa Ibom .

Los mariscadores esperan que la Delegación del Gobierno les confirme que la Fiscalía del Estado sigue los pasos de la compañía gasística y también retira sus acciones judiciales por estos sucesos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Enagás se compromete a acabar el nuevo gasoducto gallego en el 2013