Iberdrola reubicará la balsa que planeaba sobre los Cañones del Sil

Una piscina de 27 hectáreas iba a verter agua al embalse de San Estevo desde un espacio protegido


La presión de la Consellería de Industria y de los colectivos vecinales y ambientales ha dado su fruto e Iberdrola no construirá finalmente una nueva central hidroeléctrica en el corazón de los Cañones del Sil, al menos como estaba planteada en el proyecto original. Fuentes de la compañía vasca aseguraron ayer a La Voz que la firma estudia un nuevo emplazamiento para la balsa de 27 hectáreas que en principio iba a ser construida en un espacio protegido por la Red Natura. Iberdrola ya ha iniciado contactos con la Xunta para decidir conjuntamente el nuevo emplazamiento, que no podrá estar afectado por ninguna protección medioambiental. La eléctrica vasca mantiene, no obstante, su intención de construir tres nuevas centrales en el Sil, lo que le permitirá duplicar su potencia instalada en la principal cuenca hidráulica gallega.

El anuncio de Iberdrola causó un enorme malestar en la administración autonómica en marzo pasado. En concreto, la Consellería de Industria mostró su oposición hacia el proyecto de instalar una central de bombeo en el pantano de San Estevo. El mismo consistía en una balsa de almacenaje de una superficie equivalente a la mitad de la isla arousana de Cortegada que, durante los períodos de escasa demanda, almacenaría el agua bombeada desde el embalse. Cuando la necesidad de generar energía fuese mayor, el agua descendería por una tubería subterránea a través de la segunda fase de la central de Santa Cristina. El proyecto contaba con un presupuesto de 270 millones de euros y la firma vasca anunció su intención de iniciar las obras en el 2011.

Las competencias energéticas del régimen ordinario -entre las que se incluyen los grandes embalses del Miño y el Sil- están en manos de la Administración central, por lo que en principio Iberdrola podría llevar a cabo el proyecto a pesar de la oposición de la Xunta.

Respuesta al BNG

No obstante, ha sido el Ministerio de Medio Ambiente el que ha recomendado a la eléctrica que busque una alternativa . Esta explicación figura en una respuesta trasladada a la diputada nacionalista Olaia Fernández, que había trasladado al Gobierno su preocupación por las intenciones de Iberdrola.

En su respuesta parlamentaria, el ministerio que dirige Cristina Narbona apunta que el proyecto está sometido a un procedimiento de evaluación medioambiental, requisito previo a que se pronuncie la Confederación Hidrográfica del Norte. No obstante, el Gobierno ya aconseja a Iberdrola que busque una alternativa y para ello se justifica en los informes de la Xunta que desaconsejan el proyecto, así como en la opinión de los colectivos vecinales y ambientales que han mostrado su rechazo a la ubicación prevista .

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Iberdrola reubicará la balsa que planeaba sobre los Cañones del Sil