El Grupo Copo remodela su ejecutiva, y prevé volver a los beneficios el próximo año

ECONOMÍA

19 dic 2006 . Actualizado a las 06:00 h.

El Grupo Copo da por superada su etapa de convalecencia, y encauza su cuenta de resultados hacia el saldo positivo por primera vez en dos años. El reflote de la compañía resultó determinante para que Román Yarza, fundador de la multinacional y presidente ejecutivo de ésta desde hace 34 años, tomara la decisión de renunciar al cargo el pasado 1 de diciembre, para dar entrada a Francisco Anguera, director general del grupo desde hace un año, que ahora pasa a ocupar el puesto de consejero delegado. «Ahora tenemos un horizonte claro y perspectivas de futuro razonablemente buenas, era el momento de dar continuidad a la empresa y de rejuvenecer la estructura, y es lo que hemos hecho», explicaba ayer Yarza. Atrás quedan los difíciles meses a los que ha tenido que hacer frente la compañía especializada en la fabricación de espumas para asientos de coches y colchones, y cuyas secuelas todavía serán patentes en los resultados de este año, con una facturación de 250 millones de euros, pero todavía en números rojos en cuanto a beneficios.? Unas inversiones arriesgadas (dos fábricas en Detroit, finalmente cerradas) y el encarecimiento de las materias primas (hasta un 50% de subida media anual) fueron la causa. Pero el paciente evoluciona bien. «Los dos agujeros fundamentales que hemos tenido están cauterizados», asegura Román Yarza refiriéndose a las plantas de Detroit y Barcelona. Para sanear las cuentas, la compañía ha tenido que cerrar las factorías de Detroit, creadas en sociedad con Faurecia; y suspender pagos y emprender una reestructuración de Copo Fherer en Barcelona, cuya plantilla pasará de 180 a 110 trabajadores. Estas medidas han ido acompañadas de la refinanciación a ocho años de una deuda de diez millones de euros y de una ampliación de capital de 20 millones. Junto al saneamiento financiero, el Grupo Copo está en pleno proceso de reestructuración interna, con la incorporación de dos nuevos gerentes y varios jefes de área. También el consejo hay novedades: la entrada del ex presidente de la CNMV Luis Carlos Croissier.