El Gobierno impulsa la planta de gas de Asturias y aplaza ampliar la gallega

B. Couce FERROL

ECONOMÍA

JUAN LÁZARO

Enagás apela a criterios operativos y económicos para priorizar el proyecto del Principado Fernando Blanco afirma que la Xunta volverá a pedir la expansión de Reganosa

18 oct 2005 . Actualizado a las 07:00 h.

El Gobierno ha incluido en la planificación energética nacional la construcción de una nueva planta de gas en el país, que se ubicará en el puerto asturiano de El Musel (Gijón), y no contempla, por el momento, la decisión de ampliar la capacidad de regasificación de la terminal gallega. Así se lo anunció ayer el ministro de Industria, José Montilla, al conselleiro de Innovación, Fernando Blanco, quien le planteó esa posibilidad en el transcurso de la Conferencia Sectorial de Industria y Energía en la que se presentó el nuevo programa. Esta reforma de la anterior planificación, que había sido redactada para el período 2002-2011, recoge un incremento del 59% de la inversión que inicialmente había previsto, que alcanzará los l2.646 millones de euros. El Ejecutivo sostiene que el anterior programa energético se había quedado obsoleto por «las previsiones de demanda y oferta, por las nuevas necesidades de infraestructuras y por la necesidad de incrementar la capacidad de almacenamiento del sistema gasista». El conselleiro de Innovación aseguró, no obstante, que tanto la Xunta como Reganosa «non renuncian a esa ampliación», objetivo sobre el que volverán a incidir ante el Ejecutivo central cuando así lo estimen oportuno. Al término del encuentro, el secretario general de Energía, Antonio Fernández Segura, explicó que Enagás, que actúa como gestor técnico del sistema gasístico nacional, asegura que existen motivos operativos y económicos que aconsejan construir una nueva planta en Asturias antes que ampliar la regasificadora gallega. Enagás, que desechó en los 90 el primer proyecto para materializar una terminal de gas en Ferrol, se perfila como el principal promotor de la futura infraestructura de El Musel, y ya ha admitido que está interesado en hacerse con el control de todas las plantas del país que por el momento no controla: las de Sagunto (Valencia), Bilbao y la de la ría de Ferrol. Enagás apela al mayor crecimiento de la demanda prevista para Asturias, en donde distintas compañías, entre ellas Endesa, han anunciado al menos media docena de proyectos para construir centrales de ciclo combinado. Incremento La revisión propuesta por Industria eleva un 39% la capacidad de regasificación del sistema, un 50% el almacenamiento de gas licuado, un 28% las reservas subterráneas de gas natural, y un 93% los kilómetros de gasoductos. En cuanto a la electricidad, se incrementará un 50% el número de subestaciones eléctricas y la capacidad de transformación. Las líneas aéreas se reducirán hasta un 23%, pero esta caída se compensará con un plan de repotencianción de las que queden instaladas y un incremento del 115% en el cableado subterráneo. En cuanto a otras inversiones para Galicia, el conselleiro de Innovación anunció que el plan de mejora de la calidad del servicio eléctrico rondará los 17 millones de euros, casi siete más que el plan anterior. Blanco solicitó al ministro que el criterio de dispersión de la población tenga un mayor peso en los programas futuros. Además, el portavoz de Innovación también pidió a Montilla que se acometan con urgencia las redes de evacuación y transporte de energía eléctrica necesarias para garantizar el funcionamiento de las futuras terminales de ciclo combinado de As Pontes y Sabón, y de los parques eólicos de la comunidad. El ministro de Industria se comprometió a definir, en dos semanas, los plazos de ejecución de estas redes. Fenosa y la opa Por otra parte, el nuevo presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, abogó ayer por «una solución dialogada» entre Endesa y Gas Natural para favorecer que la oferta pública de adquisición de acciones (opa) no cause daños al sector.