El nuevo presidente de Izar es experto en reestructurar compañías públicas

Gómez Jaén cerró cuatro centros de trabajo de Hunosa y saneó y privatizó el Grupo Potasa El ejecutivo tomará posesión la próxima semana y podría ordenar más cambios


ferrol

El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) colocó ayer por la mañana al frente de Izar a un hombre veterano -nació en 1943- y acostumbrado a bailar con la más fea. No en vano, Juan Pedro Gómez Jaén deberá afrontar durante las próximas semanas la grave crisis que padecen los astilleros españoles, «uno de los mayores problemas de la historia industrial de España», en palabras del secretario general de Industria, Joan Trullén.El nuevo presidente ejecutivo de la compañía acumula vasta experiencia en la reestructuración de sociedades públicas en apuros. Entre junio de 1988 y el mismo mes del 92 ocupó igual cargo en la minera Hulleras del Norte (Hunosa). A lo largo de ese período de tiempo, ordenó el cierre de cuatro centros de trabajo, menos de los previstos: San Víctor, Cerezal, Venturo y San Mamés. «Aquello afectó a unas mil personas. Aunque las fue recolocando en otros pozos, hubo bastante movida, encierros y contestación social», recuerda un miembro del comité de empresa. Nada más abandonar Asturias, recaló en Cataluña, donde asumió el gobierno del Grupo Potasas (Suria-K, Potasas de Llobregat, Comercial de Potasas y Tramer), por entonces propiedad del Instituto Nacional de Industria (ahora SEPI). Llegó en un momento especialmente crítico, cuando pesaba una seria amenaza de cierre sobre las minas. El sindicalista Francisco Hernández recupera de la memoria aquellas fechas: «Se comprometió a salvar las minas, pero antes inició un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias incentivadas centro por centro. Las minas estuvieron casi 24 meses paradas». Tras conseguir enderezar el rumbo de la nave, Gómez Jaén inició y culminó los trámites de privatización. Finalmente, siendo ministro del ramo Josep Piqué, el Estado vendió Potasas (hoy Iberpotash) por 103,4 millones de euros a un consorcio que lideraba la israelí Dead Sea Works, filial de la multinacional ICL, del mismo país. Cristalizó a finales de octubre de 1998. El nuevo jefe de los astilleros fue también director general de la pública Operaciones de Presur y de la privada Celulosas de M'Bopicuá, que pertenece a Ence, así como socio consultor de Enerming Consulting. De acuerdo con una nota de prensa difundida por la SEPI, en lo académico destacan en su currículo tres títulos: doctor en Ciencias Físicas, diplomado en estudios avanzados de Metalurgia Especial y licenciado en Ingeniería de Minas.«Básicamente, un gestor»«Parece ser que hizo un buen papel en Hunosa -valora una fuente de Izar-. Básicamente es un gestor que proviene del mundo de la industria, lo cual siempre resulta interesante». Según este informante, la toma de posesión tendrá lugar dentro de unos días: «Va a ser la próxima semana, pero todavía no hay fecha definitiva».Gómez Jaén asume las competencias del presidente, José Antonio Casanova, y de la consejera delegada, Esther Rituerto. «Próximamente podría haber más relevos en la dirección de la sociedad», anuncia un congresista del PSOE. De acuerdo con su entorno, Casanova, quien pilotó la fusión de Bazán y AESA en Izar, se marcha «con la sensación amarga de que no ha podido culminar su proyecto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El nuevo presidente de Izar es experto en reestructurar compañías públicas