Telefónica pone en marcha una agresiva política de reparto de dividendo

La firma recuperó el pasado año esta forma de retribuir al accionista, interrumpida en 1998 Eleva un 60% la bonificación y pagará 40 céntimos anuales hasta el 2005


redacción

En diciembre del pasado año, el consejo de Telefónica aprobó una decisión que ponía fin a uno de los últimos hitos de la era Villalonga al frente de la operadora. Los máximos responsables de la compañía anunciaron a los accionistas que volverían a cobrar dividendo, tras cuatro años de sequía. Y es que el anterior presidente había optado en 1998 por suspender esta política de retribución al inversor con el objetivo de disponer de más fondos para financiar su costosa expansión internacional.En el ejercicio del 2002, la operadora recompensó a sus fieles con 25 céntimos por título y, ayer, su consejo de administración acordó proponer a la próxima junta de accionistas el reparto de 40 céntimos con cargo a los resultados del 2003, dividendo que se mantendrá en el 2004 y en el 2005. Esta cantidad representa un incremento del 60% respecto a la distribuida en el 2002 y, a los precios actuales, eleva la rentabilidad por dividendo de las acciones hasta el 4%, lo que situaría a Telefónica en el quinto puesto del ránking dentro del Ibex 35.Bonificación adicionalSegún el comunicado remitido por la operadora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta decisión no significa que la compañía renuncie a retribuir a sus inversores a través de «las operaciones de reducción de capital social mediante la amortización de acciones propias que?pudieran resultar oportunas».La noticia fue acogida con optimismo por la Bolsa, donde los títulos de Telefónica se revalorizaron ayer un 1,41%, hasta los 10,05 euros. El valor se benefició también de la mejora de las recomendaciones de dos grandes bancos de inversión estadounidenses: Morgan Stanley y Goldman Sachs. El primero ha elevado el precio objetivo de los títulos hasta 11,4 euros (frente a los 11,3 anteriores) y el segundo ha hecho lo propio con la estimación del beneficio por acción de la compañía, que pasa de 0,44 a 0,55 euros.Opa sobre TerraAyer finalizó el plazo de aceptación de la opa lanzada por Telefónica sobre la totalidad del capital de su filial de Internet, Terra Lycos. Los títulos de esta última, que hoy dejarán de formar parte del selecto club de los valores que integran el Ibex 35, despidieron la sesión en 5,23 euros, por debajo de los 5,25 del precio al que se realiza la opa.El resultado de la operación no se conocerá hasta dentro de unos días, aunque los analistas se muestran convencidos de que, pese a la polémica generada y el malestar de muchos pequeños accionistas, se saldará con éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Telefónica pone en marcha una agresiva política de reparto de dividendo