Festival alcista en la Bolsa, que logra una subida del 5,86%, la mayor en nueve meses

M. MORA / A. DEL CORRAL REDACCIÓN

ECONOMÍA

Francisco González asegura que los bancos «tienen una mala imagen y una función importantísima» El día de la Independencia transcurrió en Estados Unidos sin sobresaltos y las bolsas europeas lo celebraron ayer con una auténtica explosión de júbilo. El Ibex 35 se anotó una subida del 5,86%, la mayor desde el 24 de septiembre pasado, y puso fin a seis semanas consecutivas de descensos. Telefónica y Repsol capitanearon la espectacular remontada.

05 jul 2002 . Actualizado a las 07:00 h.

Por primera vez en mucho tiempo las bolsas europeas disfrutaron ayer de una jornada de auténtica fiebre compradora. El pistoletazo de salida para la recuperación corrió a cargo de un tranquilo Día de la Independencia en EE UU. La amenaza de un atentado terrorista el 4 de julio, que tanto había pesado sobre los mercados en las últimas semanas, no se cumplió y los inversores se lanzaron a comprar para aprovechar el atractivo nivel de los precios tras varias semanas consecutivas de descensos. La apertura alcista de los mercados estadounidenses (Wall Street ganó un 3,59% al cierre) hizo el resto. En las plazas del Viejo Continente la voz cantante la llevaron las compañías de telecomunicaciones y Telefónica no fue una excepción. La operadora que preside César Alierta se alzó con la mayor subida del Ibex, tras avanzar un 10,7%, hasta los 8,92 euros. France Telecom subió un un 17,6%, rodeada de rumores que apuntan a la posibilidad de que el Gobierno galo intervenga para aliviar su delicada situación financiera; Vodafone ganó más de un 9% y Deutsche Telekom avanzó más de un 11%. Repsol se dispara Repsol fue la otra gran estrella de la jornada en la Bolsa española. La compañía anunció ayer que su deuda se reducirá a menos de 10.000 millones de euros este año (1,6 billones de pesetas). Al impacto ya conocido de la venta de parte de Gas Natural y de la salida a Bolsa de Enagás, se suman entre 1.000 y 1.200 millones de euros derivados de la apreciación del euro frente al dólar, divisa en la que está denominada buena parte de su deuda. El levantamiento efectivo de las restricciones a las exportaciones de crudo en Argentina también impulsó la cotización de la firma. Santander y BBVA subieron con fuerza, alentados por una mayor tranquilidad en Brasil y la recomendación de compra que hicieron algunas firmas. Imagen de los bancos Por otro lado, el presidente del BBVA, Francisco González, afirmó ayer que «los bancos tienen una imagen pública poco favorable que no es acorde con la importantísima función que desempeñan». González, que inauguró las jornadas sobre el proceso de integración de los mercados financieros en Europa, organizadas por The Economist , advirtió de que los bancos «tenemos que ser conscientes, ver qué errores cometemos, reflexionar y corregir. Porque la función que desempeñamos es importantísima y la sociedad tiene que saberlo». A su juicio, los esfuerzos de todos, organismos internacionales, gobiernos, bancos y empresas crearán «un marco de seguridad y competencia leal». Así, los bancos deben adaptarse a las normas del buen gobierno corporativo y dotarse de las personas adecuadas ya que «los principios de las personas que dirigen las empresas son fundamentales para garantizar el buen gobierno de estas». Es imprescindible que «su repercusión social y su función macroeconómica» estén dotadas de la garantía de la transparecia.