Reganosa iniciará su andadura con toda su capacidad de suministro ya comprometida

D. C / B. C FERROL

ECONOMÍA

La sociedad promotora recibió peticiones de servicio que superan las posibilidades de la terminal mugardesa Reganosa comenzará su trayectoria incapaz de dar respuesta a las necesidades del mercado gallego, a juzgar por el elevado consumo de algunos proyectos empresariales asociados a la construcción de la terminal. La sociedad promotora podría por ello iniciar de inmediato los trámites para ejecutar la ampliación de sus instalaciones, posibilidad que ya avanzó el conselleiro Yuste el pasado verano. Las terminales de la Cornisa Cantábrica ¿las de Bilbao, Mugardos y la prevista para Asturias¿ tendrán capacidad para albergar 850.000 metros cúbicos de gas, que se suman a los 460.000 actuales.

04 jun 2002 . Actualizado a las 07:00 h.

Reganosa recibió, durante la fase de tramitación del proyecto, peticiones de servicio que superaban la capacidad de suministro prevista, lo que indujo a pedir ante las administraciones una ampliación de la terminal. La sociedad promotora cuenta con los terrenos precisos para expansionarse y duplicar sus tanques, aunque sus intenciones son ahora «esperar a ver cómo reaccionan los clientes y qué solicitudes recibimos», según anunció ayer el consejero delegado, Mauro Arias, para «obrar en consecuencia». El interés que ha despertado la entrada en escena de la planta mugardesa responde a una demanda constatable de equilibrio del mapa gasístico nacional, hasta ahora caracterizado por la concentración de infraestructuras en el sudeste peninsular, concretamente en Huelva, Cartagena y Barcelona. Las tres terminales ¿auspiciadas por Enagas¿ se encuentran en estos momentos en fase de ampliación, con el objetivo de incrementar su capacidad en 500.000 metros cúbicos. El futuro del sistema nacional se localiza en la Cornisa Cantábrica, en donde Bahía de Bilbao ¿participada por el Ente Vasco de la Energía, Iberdrola, Repsol y el grupo BP¿ construye una terminal en la que invierte 264 millones de euros y prevé que entre en funcionamiento en el segundo semestre del próximo año. Con una capacidad de almacenamiento de 400.000 metros cúbicos, lleva pareja la construcción de ciclos combinados con una potencia conjunta de 800 megavatios. El impulso de Tojeiro En el otro extremo del litoral cantábrico, Reganosa deshoja la margarita para iniciar de inmediato las obras de construcción de una infraestructura que costará 235 millones. La excelente acogida dispensada por el tejido empresarial gallego supone la recompensa a los esfuerzos realizados por el empresario Roberto Tojeiro. El industrial pontés, quien tuvo que sufrir una particular travesía del desierto para demostrar la viabilidad del proyecto, vive ahora su momento dulce, sabedor del espaldarazo que supone para el empleo en la comarca ferrolana y las ventajas competitivas para el entramado empresarial de la comunidad. La planta de Reganosa será la quinta en entrar en funcionamiento en el territorio nacional, en el 2004, aunque existen otros proyectos pendientes, como el de Sagunto, y el tercero para la zona Norte, el liderado por el Principado asturiano. Competencia asturiana En estos momentos, la Consejería de Industria asturiana busca posibles socios para impulsar la terminal, prevista para el 2006 y que también llevaría asociados ciclos combinados con capacidad para generar 1.200 megavatios de potencia, 600 menos que los complementarios de Reganosa. En conjunto, las tres terminales generarán 739 millones de euros de inversión y miles de empleos tanto en la fase de ejecución como en la de mantenimiento.