Un año y nueve meses de cárcel por el atropello mortal de una veraneante en Vila de Cruces

Alfredo López Penide
López Penide REDACCIÓN / LA VOZ

VILA DE CRUCES

Miguel souto

La Audiencia descarta que los frenos del coche fallaran

03 oct 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Con un pena de un año y nueve meses de prisión y retirada del carné durante dos años ha sido condenado el conductor que, el 23 de agosto del 2021, causó un accidente de tráfico en el que falleció una mujer en Vila de Cruces, Teresa Sánchez, de 65 años. Según recogieron las informaciones de aquel suceso, esta mujer, natural de León, se encontraba de vacaciones en la parroquia de Toiriz donde su familia había comprado una vivienda.

En cuanto a las circunstancias en las que se produjo el siniestro, la Audiencia de Pontevedra ha ratificado que el acusado circulaba por la EP-6303, carretera que comunica Vila de Cruces con Portodemouros, al volante de un Peugeot 205. De este modo, al acercarse «a unha intersección entre a vía pola que circulaba e a PO-205 non respectou o sinal de stop que lle afectaba, nin atendeu ás bandas sonoras situadas na calzada que o advertían da presenza da intersección, nin a dous sinais que avisaban, 150 e 30 metros antes, da obriga de realizar a detención» y se adentró en esta segunda carretera «sen apercibirse» de la maniobra de un camión.

Este segundo vehículo, que transitaba por la PO-205 en dirección a Vila de Cruces, estaba realizando el giro para acceder a la EP-6303, maniobra «para a que tiña preferencia».

Los magistrados consideran probado que el coche conducido por el ahora condenado colisionó por el lateral derecho contra el frontal del camión, de tal modo que el acusado «perdeu o control do seu vehículo». Como consecuencia del impacto entre ambos vehículo, el Peugeot 205 salió despedido hasta atravesar la PO-205 «e foi cara á súa esquerda ata golpear unha peoa que circulaba polo lugar, quen foi atropelada polo coche».

La sentencia que condena al encausado como autor de un delito de homicidio imprudente refiere que, debido al golpe, «tivo infiltrados hemorráxicos no hemicranio interno, fracturas costais múltiples, fractura esternal, hemotórax bilateral e fractura de pelve, lesións que lle causaron a morte».

La Audiencia Provincial descarta el argumento de la defensa de vincular el accidente con un fallo producido en los frenos del coche: «El acusado tiene derecho a mentir y su alegación no trasciende más allá de una estrategia exculpatoria, pues, ningún dato objetivo comprobado en el vehículo o aportado por otra fuente de prueba, avala el alegado fallo en el sistema de frenado». Y, de hecho, la Guardia Civil no detectó ningún fallo en su funcionamiento.