Cruces reserva 200.000 euros en su presupuesto para ejecutar proyectos de la oposición

rocío garcía LALÍN / LA VOZ

VILA DE CRUCES

No disponible

El gobierno propone encajar en las cuentas iniciativas del PP por 120.000 euros, del BNG por 60.000 y del PSOE por 20.000

11 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde de Vila de Cruces, Luis Taboada; la concejala de Economía, Mireya Otero, y el teniente alcalde Julio López, se han reunido este viernes con los portavoces de la oposición para aclarar todos los detalles de su propuesta de presupuestos para el 2021.

Uno de los aspectos más llamativos del borrador elaborado por el grupo de gobierno es la reserva de 200.000 euros del presupuesto para desarrollar proyectos propuestos por la oposición. Según ha informado el grupo de gobierno a través de una nota de prensa, se ha querido hacer «un reparto equitativo» de esta cantidad según el número de concejales. En función de este sistema de distribución, al PP le corresponderían 120.000 euros, al BNG 60.000 y al PSOE 20.000. Los grupos de la oposición podrían incluir en el presupuesto proyectos propios que encajasen en esas cifras y que el gobierno se compromete a sacar adelante.

El gobierno cruceño presume de haber cuadrado el presupuesto más ambicioso de la historia local. Según la concejala de Economía, «es un presupuesto real y austero de 4.779.179,24 euros que se incrementaría este año al utilizar 700.000 euros del remanente de tesorería, lo que suma una cantidad de 5.479.179,24 euros, dejando todavía un remanente positivo de 800.000 euros».

Austeridad total

Según Mireya Otero, «estos presupuestos son los más reales y austeros que ha habido nunca en Vila de Cruces». «Son tan austeros que no hay dinero prácticamente para nada más que para los gastos corrientes y sueldos de funcionarios, sin posibilidad de hacer inversiones, proyectos ni ofrecer ayudas para nuestros vecinos y vecinas y por este motivo, como caso excepcional, el presupuesto se incrementará con parte del remanente», explica el gobierno en la nota de prensa.

El Concello cuenta con un ahorro de 1,5 millones de euros en remanentes. De ellos echará mano el gobierno para completar el presupuesto inicial «con una inyección de 700.000 euros», con lo que el remanente se quedará en 800.000 euros.

De esa inyección de 700.000 euros es de donde el gobierno prevé sacar los 200.000 de los que dispondría la oposición para desarrollar sus proyectos. Además, se destinarán otros 250.000 euros a infraestructuras comprometidas, para arreglos inmediatos de pistas y carreteras como la de Loño, «una petición más que justa al ser afectados directos por el embalse y no haber recibido prácticamente nada en todos estos años». Otros 150.000 euros serán para ayudas directas o en promociones a la hostelería y el comercio local y 100.000 más para fomentar el turismo, la cultura, el deporte y las fiestas, buscando «la vuelta a la normalidad».

El alcalde subraya la importancia de aprobar estos presupuestos. «Si la oposición no permite que los aprobemos están condenados a continuar con el presupuesto prorrogado del 2018, con todos los inconvenientes que tiene, ya que no permitirá ayudar a los sectores más necesitados en estos momentos ni cumplir con la empresa que ha ganado el concurso de asistencia en el hogar», ejemplifica Taboada.

A finales de la próxima semana el gobierno intentará cerrar acuerdos para tratar de aprobar las cuentas este mes.