Los concellos logran 1,1 millones en el cierre de los tributos del Estado

El Gobierno central introdujo ajustes a la baja en Dozón, Forcarei, Silleda, Vila de Cruces y Cerdedo-Cotobade en las entregas a cuenta correspondientes a diciembre


lalín, a estrada / la voz

La participación en los tributos del Estado suponen una vía importante de ingresos cada año para los concellos. En este 2020 se prorrogaron las mismas cuantías que se distribuyeron en el ejercicio anterior, con las consiguientes entregas a cuentas mensuales para efectuar ajustes periódicos y el final en diciembre. En este mes a punto de terminar el Gobierno central distribuyó a los nueve ayuntamientos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes un total de 1.112.026 euros, tras efectuar ajustes a la baja en cinco de ellos. La previsión inicial era repartir 14,3 millones de euros a lo largo de este año.

Entre los concellos donde hubo variación en diciembre en el cobro de anticipos a cuenta de los tributos del Estado figura Silleda, que en principio debía percibir 154.069 euros pero hubo un reintegro al fondo de 3.847, para recibir finalmente 150.221 euros. Ese mismo ajuste se había producido en el resto de los meses del año. La reducción en el caso de Vila de Cruces fue tan solo en este mes, a bajar de los 90.886 a 68.164 euros, es decir, un descenso de 22.721. De enero a noviembre las arcas municipales cruceñas sí habían ingresado esos 90.886 euros.

En el caso de Dozón, hubo reducción extra en diciembre. De los 20.795 euros previstos al mes como anticipo de esos tributos, se reintegraron 7.125 al fono y solo percibió 13.7670. Ya de enero a noviembre había tenido un recorte sobre la previsión inicial, al bajar de esos 20.795 a solo 18.869 durante los once meses precedentes. En Forcarei el ajuste solo afectó al mes en curso, con una reducción de 1.168 euros, de los 46.005 a 44.836 euros. Esa misma cuantía fue la que recibió entre enero y noviembre.

Pero la situación más llamativa se produjo en Cerdedo-Cotobade. Percibió el mes pasado menos de la mitad de lo fijado inicialmente. Si tenía asignado en el reparto del Estado una cuantía de 98.098 euros mensuales, el ajuste de diciembre fue de 49.244 menos, quedando en solo 48.853. Pero además, este Concello presentaba el cobro más irregular durante irregular durante el resto del año. En enero, febrero, marzo, abril, mayo, julio, agosto, octubre y noviembre ingresó a cuenta cada mes 97.903 euros, cantidad que se rebajó a 73.378 tanto en junio como en septiembre.

Donde las cuantías se mantuvieron inalterables durante todo el año fue en A Estrada, Lalín, Rodeiro y Agolada. El municipio estradense ingresó cada mes 376.031 euros a cuenta, mientras que fueron 333.499 en el lalinense. Por su parte, Rodeiro percibió mensualmente 39.494 euros como anticipo de los tributos del Estado y Agolada 37.258.

Las cuantías adelantadas a las entidades locales incluyen varias vías para determinarlas, con una serie de variables garantizadas a las que se suman en algunos casos partidas tanto de compensación del IAE de la ley 51/2002 como la adicional del IAE de la ley 22/2005.

De los 4,5 millones de A Estrada a 249.000 de Dozón

Los 14,3 millones de euros que se repartían a cuenta este año entre los concellos de la zona tuvo a A Estrada como el más «acaparador», con 4,5 millones, mientras que Lalín se quedaba en poco más de 4 millones. Silleda, por su parte, percibía 1,84 millones, frente a los 1,17 de Cerdedo-Cotobade o los 1,09 de Vila de Cruces. Por debajo figura Forcarei con 552.067 euros, a pesar de ser el único que no percibe compensaciones, seguido de Rodeiro con 473.928 y Agolada, con 447.107, cerrando Dozón con 249.551 euros.

Los ingresos subieron en más de un 11 % durante el último lustro

Las cuantías recibidas por los nueve concellos de la zona desde el Estado, como anticipos a los tributos anuales, dieron un salto importante desde la fusión de Cerdedo y Cotobade. En un lustro crecieron más de un 11 %, en concreto desde los 12,86 a los 14,3 millones de euros. Para evitar la distorsión que se genera con el municipio fusionado, podemos analizar la comparativa del resto entre las cuantías asignadas inicialmente en el 2015 y las aportadas durante el 2020.

En A Estrada a pesar de la caída progresiva de población se está por encima en la comparativa del último lustro. En el 2015 se le fijaron 4.403.776 euros en entregas a cuenta de los tributos estatales, con un ligero incremento hasta 4.512.378 actuales.

En el caso de Lalín el crecimiento resulta todavía más significativo. Si hace un lustro le correspondían 3.760.310 euros, la cantidad se disparó en el ejercicio actual a los 4.512.378. También en Silleda hubo incremento, al pasar de 1.761.470 a los 1.848.836 actuales. Por su parte, en Vila de Cruces se produce un descenso en el dinero adelantado por el Estado, puesto que fueron 1.114.494 euros en el 2015 y en el 2020 se bajó a 1.090.638. En Forcarei se produjo una situación similar, de 544.964 a 552.067, mientras que en Rodeiro se creció de una forma casi simbólica este año, desde los 473.581 a los 473.928 euros.

En Agolada hubo un ligero aumento en la comparativa del citado lustro, al crecer hasta los 447.107 euros desde los 473.581. Por último, Dozón también tuvo algo más de dinero adelantado mes a mes por Hacienda. Si en el 2015 fueron 240.762 euros,

en el año a punto de concluir fueron 249.551 euros. Ahora restan en todo caso los ajustes finales a conocer ya en el 2021.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos logran 1,1 millones en el cierre de los tributos del Estado