Cruces reivindicará el paso de una ruta alternativa de la Vía da Prata y Camiño de Inverno

Hubo consenso para reclamar mejoras viarias a Xunta y Diputación y con los festivos del 2020


lalín / la voz

La corporación de Vila de Cruces celebró su segunda sesión plenaria en 72 horas, de nuevo sin la presencia del regidor de Xuntos polo Noso Concello, Luis Taboada. Hubo acuerdo para aprobar la Conta Xeral del 2018, así como para fijar los festivos locales del 2020, que coincidirán con lunes y martes de A Piedade. Desde el BNG se propugnó que haya una consulta pública para el próximo año con el fin de establecer un criterio muy consensuado y que quedé en el tiempo, sin necesidad de que cada ejercicio se tenga que debatir este tema.

Donde no hubo consenso y quedó sobre la mesa fue en la designación del representante del Concello en el Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses. El PP propuso a su portavoz, Jesús Otero, mientras el bipartito optó por el regidor. Ninguna de las dos opciones convencían al BNG, en el segundo caso ante la ausencia de Taboada. Sí se aprobó una moción socialista para instar a la Xunta a acondicionar las carreteras PO-960 y PO-204, así como a la Diputación, para actuar en la EP-6408, con una enmienda de la formación nacionalista para crear una senda peatonal en la recta en Piloño.

Otra moción socialista encontró respaldo del resto de grupos para reivindicar la oficialidad para una ruta alternativa por Vila de Cruces de la Vía da Prata y el Camiño de Inverno. Desde el BNG sí incidieron en que había sido una propuesta planteada por los comerciantes que acaparó el PSOE en lugar de ser una gestión conjunta de gobierno. Esa misma crítica desde las filas populares le llegó a la única concejala socialista tras defender una moción para instar a la conservación y limpieza de los ríos de la provincia, incluyendo ayudas a los concellos para los tramos urbanos. El PP consideró que el bipartito debía hacer antes un estudio de necesidades.

Centro de salud

También se aprobó una moción del BNG para instar a la Xunta a solventar las deficiencias existentes en el interior del centro de salud cruceño, mientras que el Concello debería acometer también actuaciones para mejorar la accesibilidad exterior para las personas con discapacidad y para las urgencias. Y lo mismo ocurría con otra relativa a la movilización por el clima.

El PP instó a lograr ayudas para el pabellón y el BNG se interesó por el paso de Ollares

El PP presentó hasta cuatro mociones fuera del orden del día, aprobándose su urgencia y debate. Salió adelante solicitar a Xunta y Diputación financiación para acometer mejoras en la cubierta del pabellón municipal, con un coste de 181.823 euros. Lo mismo ocurría con la mejora de caminos en la zona de Duxame-Insua-Portodemouros, con un coste de 249.388 euros, y la construcción de un puente en el lugar de Castro, de acceso a la iglesia y cementerio, y con la dotación de abastecimiento de agua a la parroquia de Brandariz.

La moción popular que no prosperó fue la de transparencia en la actividad municipal, a pesar de que en principio iba a ser conjunta con el BNG y tenía un respaldo previo que no se produjo. Se buscaba recibir los ediles copa de actas de juntas de gobierno y listas de facturas aprobadas en ellas, pero los nacionalistas adujeron que el PP cuando gobernaba no las facilitaba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Cruces reivindicará el paso de una ruta alternativa de la Vía da Prata y Camiño de Inverno