El pleno de Cruces insta a Sanidade a cubrir ausencias y ampliar la atención de urgencias


Lalín / la Voz

El pleno de Vila de Cruces aprobó por unanimidad la moción presentada por la vía de urgencia por el BNG demandando mejoras sanitarias. Se demandaba a la Xunta que se cubran las bajas y las vacaciones del personal facultativo, que se cubra la plaza del pediatra en las vacaciones de los especialistas que prestan este servicio en Cruces y en Silleda, la convocatoria de una plaza de auxiliar y un servicio de urgencias que funcione por las tardes, las noches y los fines de semana en el centro de salud cruceño.

Al mismo tiempo, los nacionalistas pedían que la Xunta se hiciese cargo del edificio del centro de salud lo antes posible. El alcalde, Jesús Otero, informó que ya se entregara toda la documentación y se cumplimentaran todos los trámites y el traspaso estaba ya solo pendiente de su aprobación por parte de Consello de la Xunta. Posteriormente está previsto que el conselleiro de Sanidade se desplace a la localidad para visitar el centro y oficializar el traspaso.

Los nacionalistas dieron al regidor quince días de plazo para fijar una reunión con el conselleiro para hablar de las peticiones de mejoras en el ámbito sanitario. Unas cuestiones que ya fueron reflejadas en la moción. A través de ella se pedía también el aumento del presupuesto destinado a Sanidad para Vila de Cruces, el dimensionado y estabilidad de los cuadros de personal, la eliminación de las listas de espera o un Plan de Mejora de Atención Primaria con un incremento paulatino del presupuesto. Unas demandas a las que se sumaba la eliminación del copago farmacéutico y «reverter as privatizacións e xestión propia dos servizos sanitarios».

Multas para Acega

Otra de las mociones nacionalistas, solicitando «multas exemplares» a la concesionaria de la AP-53 por los cobros indebidos realizados y la devolución del dinero a los usuarios fue aprobada por unanimidad, mientras que la presentada por el PSOE en relación al servicio de atención a personas dependientes, quedó sobre la mesa, a la espera de recabar información y la realización de informes por parte del personal municipal, especialmente la asistente social. Se trata también de analizar el cumplimiento o no de la empresa que, apuntaba el BNG, «cobra sobre 750.000 euros cada dous anos».

Los ediles aprobaron con la abstención de los dos partidos de la oposición un reconocimiento extrajudicial de créditos para aprobar el pago de facturas pendientes por un importe de unos 128.000 euros. También se aprobó un incremento salarial para los trabajadores municipales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pleno de Cruces insta a Sanidade a cubrir ausencias y ampliar la atención de urgencias