El secretario de Jesús Otero reclama en el Juzgado ser personal fijo

La urbanización del polígono incluye crear un carril bici


Lalín / la Voz

Fue en una de las últimas preguntas casi en el último minuto del pleno. La concejala socialista María del Carmen Silva preguntó al regidor como iban a resolver un conflicto laboral relacionado con un trabajador. Silva explicaba que su pregunta vino motivada por que en una de las comisiones que les entregaron figuraba una notificación de un escrito presentado por un trabajador ante el Juzgado de lo Social demandando convertirse en fijo. Una cuestión que pasaría desapercibida si no fuera porque el trabajador es el secretario del regidor y secretario del PP local, José Ramón

Una cuestión que levantó polvareda en el banquillo de la oposición. El alcalde, Jesús Otero, explicó José Ramón está contratado como personal de confianza. Un puesto que es necesario renovar cada año. El trabajador planteó al alcalde que aparte de la labor como secretario desempeña una larga lista de labores administrativas desde hace 15 años. Lo consultaron con el secretario y este dijo que el Concello no tenía competencias y que tenía que ser el Juzgado de lo Social el que decidiera. De ahí, apuntan y Otero, vino la presentación del escrito en el juzgado. Ambos señalan que no hay ninguna cuestión más ni ningún malestar entre los dos y los dos insisten en que si le reconocen esos derechos bien y si no pues también.

El juzgado notificó al Concello que calcula que no será hasta el 2020 cuando se vea esta cuestión.

Otero aprovechó ayer el pleno para presentar el plano del polígono agroganadero que incluirá parcelas de uso industrial, de uso terciario y de uso mixto y un carril bici y que cuentan que esté en marcha en cinco o seis meses.

Se aprobó por unanimidad el incremento en 300 euros al mes de la dedicación de Beatriz Iglesias para equipar su salario con el de algunos ediles hombres.

La oposición reclama medidas para el fomento del empleo y el aumento de población

El presupuesto del año que viene de Vila de Cruces se aprobó con los votos a favor del grupo de gobierno del PP y los votos en contra de la oposición. BNG y PSOE echaron en falta inversiones y acciones encaminadas al fomento del empleo y medidas para luchar contra la despoblación. El portavoz del BNG, Xoán Blanco, echó en cara al gobierno «un uso partidista dos fondos» considerando que el gasto del mandato en obras se va a concentrar en el próximo año, dado que es año electoral destacando que muchas de estas inversiones proceden de la Diputación.

El alcalde, Jesús Otero, cifró en un millón de euros las inversiones del año pasado y en dos millones de euros las de este año recordando que también la Diputación adelantó a los concellos los fondos para el año que viene, de cara a facilitar esas obras.

Blanco echa en falta otra política «que non sexa a das cousas ordinarias», que reconoce que son necesarias, pero cree que se necesita algo más extra. Puso como ejemplo varias veces a Silleda y Lalín «que foron capaces de revertir o descenso demográficos». Piensa que Cruces debería trabajar también en esa senda alegando que cada año se pierden vecinos y se está más cerca de poder bajar de los 5.000 habitantes, lo que supondría una pérdida importante de categoría. Destacó también la necesidad de contar con suelo industrial para atraer empresas y con ellas vecinos y puestos de trabajo. Unas opiniones que suscribió el PSOE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El secretario de Jesús Otero reclama en el Juzgado ser personal fijo